Aer, seamos francos:

Son flojas y flojos los pobres y por eso no salen de la miseria. No toman agua potable y su techo es de cholguán, porque son todas y todos una flojos. Por eso casi todos son delincuentes, porque les gusta lo gratis, lo fácil, el mínimo esfuerzo.

Estamos claros! Si es lo que se ve en todo este país de flojos!! Se ve en los profes, que viven dándose color con la importancia de formar a nuestras niñas y niños y blablabla. Tanto humo sobre la “vocación” y la “educación gratuita y de calidad” y andan dando jugo por su sueldos, como parásitos del Estado.
Son inconsecuentes y mentirosos.

Y qué me dicen de las y los funcionarios públicos? Pff. Mansa perso que hay que tener pa boletear por 14 años y quejarse de no tener trabajo estable, si todos saben que son unos flojos apernados que trabajan hasta las 2 de la tarde. Ojalá pudiésemos todos tener esa flexibilidad.

A estos mismos zánganos, y a sus hijos, les quieren dar educación gratuita y que todos paguemos. No pueden ni hacerse cargo de sí mismos, aunque se les ofrezcan las mejores cuotas. Vergüenza debería darles ser tan malagradecidos. Se endeudan con un banco para estudiar, incluso con carreras que no existen, y el banco les permite repactar su deuda para pagarla durante toda su vida. Sin agobio, ni amarres, mas que su muerte. Es la más infalible de las ofertas, y aún así se quejan con su beligerante desidia.

Pa que andamos con weas: son una manga de irresponsables hasta para pensar en el futuro. No ahorran, no cotizan y después se quejan de que no les alcanza la plata para comprar remedios con sobreprecio o no tienen tiempo para que corra la lista de espera. La paciencia es una virtud. Practíquenla.

Si dejaran de ser unos flojos culiaos por un segundo, mientras calientan la comida en el microondas que la empresa puso después de 42 días en huelga sin goce de sueldo, se darían cuenta de lo agradecidos que tienen que estar. Tienen aguinaldos, bonos, convenios y buses de acercamiento después de 12 horas de trabajo…Pero nada los complace y nunca les basta.

Son tan tacaños, que andan mendigando plata, haciendo completadas y bingos, para ayudar a alguna persona que no conocen, solo porque fue irresponsable y ahora no puede afrontar un tumor. Que vaya a preguntar a Fonasa po, no que lo público funciona? Y de pasada, le golpean la puerta a las fundaciones de esos mismos empresarios que critican.

Más encima, está tan desatada su tonterita, que hay que andar preocupado todo el día. Que weá más estresante. Cualquier cosa es un abuso. Si creo que debemos controlar a los extranjeros negros para bajar la delincuencia, soy xenofobico. Si digo que los homosexuales pueden comerse, mientras no lo hagan en público, soy homófobico. Ahora no puedo ni cuartear tranquilo, porque si tiro un piropo ganador a una mina en la calle, soy acosador, aunque obvio que anda con escote para que la mire.

Dejen de quejarse por todo y dense por pagados, que con Tatán se les acabó la fiesta.

Se despide,

SACO WEA PROMEDIO NO ENTENDIENDO NI MIERDA

Texto publicado por Gabriel San Martín

Opina que es gratis