No todo el mundo puede aportar en las colectas voluntarias, podría ser una traducción más o menos acertada de lo que respondió una mujer de Chile a una nota escolar de su hija que se viralizó los últimos días.

Parte de la tarea que le encargó la profesora a la clase de su hija consistía en llevar algún alimento de su casa para entregarlo a los vigilantes del colegio como regalo en su día.

Sin embargo, parece que la madre no encontró que la solidaridad fuese un valor a inculcar a costa de su salario, ya que no solo no le dio algo para llevar, sino que respondió la notificación de la profesora en duros términos: “Yo trabajo toda la semana para mantener a mi familia, no para mantener guebones (sic)”.

El mensaje fue contestado por la profe, que se limitó a recordarle que el aporte era voluntario y relax: “Sra, el detalle es voluntario. Si no quiere, no lo haga. Gracias”.

Una foto del tirayafloja fue posteada en el grupo de Facebook Cosas de profes.

Opina que es gratis