El gobierno de Donald Trump permitirá que los cazadores estadounidenses puedan llevar a su país “trofeos” de elefantes, echando atrás una prohibición de la era de Obama, promulgada en el 2014, según publican medios estadounidenses.

Una agencia federal dijo que las importaciones podrían reestablecerse a partir de este viernes para los elefantes cazados “legalmente” en Zambia y Zimbabue.

El Servicio estadounidense de Pesca y Vida Silvestre (USFWS por sus siglas en inglés) dijo que las tarifas impuestas a los cazadores podrían ayudar a la preservación de los animales en peligro. Sin embargo, los expertos se han cansado de repetir que la población de elefantes africanos se está desplomando.

Según el Gran Censo de Elefantes del 2016, los ejemplares de esta especie han disminuido en un 30 por ciento tan solo entre el 2014 y el 2017. Tan solo en Zimbabue, la población de este tipo de animales cayó un 6 por ciento.

Casualmente uno de los hijos de Trump, Donald Jr, fue visto cazando este tipo de elefantes, celebrando con la cola recortada de uno de estos, en sus redes sociales.

Pese a que este mamífero se encuentra dentro de la ley de Especies en Peligro, hay una ley estadounidense que permite importar partes de animales si existe evidencia de que las tarifas impuestas en el proceso beneficiarán a la conservación de especies en peligro.

La USFWS dijo a la prensa de Estados Unidos que había recibido antecedentes suficientes de Zimbabue y Zambia que respaldaban anular la prohibición. Según la agencia, en lugar de acabar con la población de elefantes, matar estos animales “mejorará la supervivencia de la especie en la naturaleza”.

Un comunicado emitido por esta agencia señala que “la casa deportiva legal y bien regilada es parte de un solido programa que puede beneficiar la conservación de algunas especies al dar incentivos a la comunidad local para conservar estas especies y al dar ingresos muy necesarios a cambio de la conservación”.

Los funcionarios del gobierno de Trump anunciaron la nueva política en un foro organizado esta semana por la Fundación Club de Safari Internacional, que junto con la Asociación Nacional del Rifle, impulsaron el loby para cambiar la norma.

Según fuentes de la BBC, cada año desde el 2010, la población de elefantes en África ha caído en un 7 por ciento promedio. Más de 30 ejemplares asesinados al año.

Foto: Wikimedia/ El presidente Theodore Roosevelt cazando un elefante africano.

Opina que es gratis