Fernando Vallejo estudió cine y eso fue lo que trató de hacer, ya lo sabe medio Colombia con sus peroratas. Esta es una de las películas que tanto ha dicho que en Colombia no podía hacer.

En la tormenta es una foto del campo colombiano durante los años del eufemismo guache de la violencia. Liberales y Conservadores matándose 

Para la ambientación de la película, se construyeron caseríos, “caseticas” colombianas, camiones de escalera, fondas, sembrar cafetales e incluso, para recrear los torrentosos ríos colombianos, mover un río, el Papaloapan, que no avanzaba. Arrastrados por un cable tirado de una lancha, haciendo surcos en el agua como si se moviera el río, se ambientaron los cadáveres de conservadores y liberales decapitados bajando por el río Cauca y con los gallinazos encima sacándoles los intestinos. Por esta recreación recibió el Premio Ariel a mejor ambientación en 1983.

 

Opina que es gratis