Nicolás Maduro no hace caso. El presidente venezolano anunció en una conferencia de prensa que estará en la Cumbre de las Américas, que se celebrará entre el 13 y el 14 de abril en Lima, aunque el Gobierno de Perú haya rechazado su presencia.

“No me quieren ver en Lima, me van a ver, porque llueva, truene o relampaguee, por aire, tierra o mar, llegaré a la Cumbre de las Américas con la verdad de la patria de Simón Bolívar”, aseguró.

El anuncio es un desafío. El martes pasado, los 14 países que integran el Grupo de Lima —entre ellos, las principales potencias de América Latina— repudiaron la convocatoria unilateral del chavismo a elecciones presidenciales en Venezuela. Los cancilleres, reunidos entonces en la capital de Perú, habían analizado los distintos escenarios que se abrieron tras el fracaso de la mesa de diálogo en República Dominicana.

La alianza de países instó al régimen a presentar un nuevo calendario electoral. Pero el mandatario venezolano adelantó que no acatará la petición de los Gobiernos. “Quedarán registrados en la historia de la indignidad los presidentes y los cancilleres que formaron este bodrio llamado Grupo de Lima”, agregó Maduro.

Según Maduro, el presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, ha reculado en su decisión de no excluirlo. “¡Qué se ponga de acuerdo el Gobierno del Perú! Yo tengo varias cartas que me han llegado. Ayer [miércoles], a las cuatro de la tarde, llegó al Palacio de Miraflores esta carta de Pedro Pablo Kuczynski invitándome a la Cumbre… Ellos quieren repetir con Venezuela el trato que le dieron a nuestra hermana Cuba”.

El mandatario venezolano advirtió de que los comicios se celebrarán el próximo 22 de abril, independientemente de la participación o la abstención de la oposición. “¿Qué pasará si la oposición no se inscribe? En Venezuela habrá elecciones y habrá un presidente legítimo que va a gobernar el país hasta el año 2025. No es la primera vez. Hemos tenido una oposición que improvisa y a la que le va mal”, explicó Maduro.

El adelanto de las elecciones presidenciales ha agravado la crisis política. El Gobierno y la oposición no han alcanzado un acuerdo en las mesas de diálogos. La alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) no ha podido reponerse a la convocatoria planteada por la chavista Asamblea Nacional Constituyente. De ahí que no haya fijado hasta ahora una posición con respecto a su papel en los próximos sufragios.

El partido Primero Justicia (PJ) ha instado a escoger a un único líder que se enfrente contra Maduro. “Ratificamos la necesidad de definir en las próximas horas un líder unitario que sea el vocero y el abanderado de la lucha para exigir al régimen el cumplimiento de condiciones electorales que permitan un proceso libre y democrático en el país”, afirmó la formación en un comunicado.

El partido opositor, uno de los principales de la MUD, señaló que está dispuesto a ir a los comicios en condiciones transparentes y con el acompañamiento de observadores internacionales.

“Mantenemos nuestra posición firme, que quedó expresada en el documento presentado por la delegación de la oposición en República Dominicana que establece la exigencia clara de elecciones con condiciones que permitan un proceso libre y democrático”, agrega el documento de PJ.

 


Con información de El País

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos