El ex presidente peruano Alejandro Toledo tendrá que rendir cuentas a la justicia de su país por presuntamente haber recibido 20 millones de dólares como soborno de parte de la empresa constructora Odebrecht.

En la resolución, la sala remarca los delitos por los que se le acusa al ex mandatario: tráfico de influencias, colusión y lavado de activos en agravio del Estado.

El Poder Ejecutivo, a través del Consejo de Ministros, es el ente que deberá aprobar finalmente el pedido. Los medios internacionales no han sido ajenos a la noticia y le han dedicado un espacio en sus portales web.

Cabe resaltar que Alejandro Toledo es investigado por el Equipo Especial Anticorrupción del Caso Lava Jato, dirigido por el fiscal Hamilton Castro.

Opina que es gratis