En España la censura está en otro lado.  Al menos en el discurso oficial, los venezolanos son quienes deben sufrir la mordaza de un dictador terrible. En la práctica, en lo que va del año ya han condenado a dos raperos por el contenido de sus letras y ahora el actor Willy Toledo está cerca de unirse a la ignominiosa lista de los perseguidos por expresar su opinión.

Según informó El Periódico, el Juzgado de Instrucción 40 de Madrid abrió un proceso preliminar en su contra por nada menos que insultar a Dios y a la Virgen María en unos comentarios publicados en Facebook en donde cuestionaba otro juicio en contra de unas mujeres que sacaron una vagina de cartón en procesión por Sevilla. 

Según dicho medio, la Fiscalía informa de que ha presentado una denuncia por un delito contra los sentimientos religiosos que ha sido remitida al Decanato de los Juzgados de Plaza de Castilla para su reparto.

El actor contestó con otro posteo en Facebook donde aseguró que no pensaba comparecer ante ningún juzgado por esta causa: 

“Desde aquí, comunicar a los sicarios del régimen borbónico franquista español que no tengo la más mínima intención de perder un sólo segundo de mi vida en presentarme ante sus ilustrísimas”, escibe al tiempo que da instrucciones precisas para su apresamiento si, ante su no comparecencia, deciden  “cursar una orden de búsqueda y captura”.

En su respuesta, Toledo termina haciendo una petición, que los policías que le prendan no lo hagan “a horas intempestivas” como en una ocasión anterior. “No son horas de ir a molestar a una casa decente, ni es cuestión de presentarme en la comisaría de la Brigada Político Social con el legañazo en el ojo: yo soy un tío elegante”, termina, para finalizar saludando “atentamente” y firmando como “un hombre libre; un ateo; un comunista; un terrorista”.

Willy Toledo escribió un mensaje el pasado 5 de julio en el que llamaba “energúmena” a la titular del juzgado de instrucción 10 de Sevilla por abrir juicio oral contra tres mujeres acusadas de un presunto delito contra los sentimientos religiosos por llevar a cabo “la procesión del coño insumiso”.

“Yo me cago en dios y me sobra mierda para cagarme en el dogma de la santidad y virginidad de la Virgen María. Este país es una vergüenza insoportable. Me puede el asco. Iros a la mierda. Viva el coño insumiso”, dijo el actor en su perfil de Facebook.


Imagen Wikimedia Commons

 

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos