El presidente colombiano Juan Manuel Santos volverá a ser investigado por una comisión de la Cámara de Representantes por su presunta participación en un caso de corrupción ligado a la constructora brasileña Odebrecht.

Las coimas de la constructora en América Latina ya le costaron el cargo al ex presidente peruano Pedro Pablo Kuczynzki y al vicepresidente de Ecuador Jorge Glas.

“Vamos a reanudar las investigaciones en lo que tiene que ver con la presunta infiltración de recursos de Odebrecht, que pudieron haber llegado o no a la campaña de Juan Manuel Santos 2010 y 2014”, declaró a un grupo de periodistas el representante investigador, Nicolás Guerrero.

Por esta razón, desde el parlamento reactivarán “las declaraciones de Santiago Rojas, Roberto Prieto y el ex senador Otto Bula”, agregó.

El propósito de este procedimiento es recolectar información suficiente para definir si se abre o no una investigación formal en contra del presidente Santos o si se archiva el proceso.

Esto, en todo caso, puede ser un simple saludo a la bandera, ya que la responsabilidad política no será juzgada y el presidente mantendrá su cargo, que concluye el próximo 7 de agosto.

El caso

La acusación está basada en la posible entrada de 450.000 dólares de Odebrecht a la campaña presidencial del presidente.

Dentro de quienes prestarán declaración se encuentra el empresario Roberto Prieto, quien fue parte de la campaña presidencial de Santos en 2010 y dirigió la de la reelección en 2014.

Así mismo, irán a declarar el director de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), Santiago Rojas, quien fue gerente de la campaña, y el exsenador Otto Bula, preso luego de que aceptara haber recibido 4,6 millones de dólares por intermediar en la consecución de contratos para la firma brasileña Odebrecht en el país.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos