La Corte Suprema de Chile ordenó la restitución de los terrenos a la comunidad indígena Llanquilef de Puyehue, ubicada en las cercanías de Osorno, al sur del país, que hasta antes de este fallo se había adjudicado Francisca Ponce Pinochet, nieta del ex dictador Augusto Pinochet e hija del millonario empresario Julio Ponce Lerou.

Ponce Pinochet exigió como propios unos terrenos que la comunidad reivindica como tierras ancestrales y donde inicialmente la justicia ordenó a los mapuche abandonar las tierras, decisión que fue apelada al alto tribunal y que falló en recursos de casación en favor de la comunidad.

El concejal de la comuna de Puyehue Reinaldo Uribe conoce de cerca el problema y relató que esas tierras eran de los abuelos del matrimonio compuesto por Anatolio Guerrero y por Juana Llanquileo, quienes “son los nietos de este matrimonio que han dado la lucha para que sus tierras sean devueltas y hoy se ha hecho justicia”, afirmó el concejal.

El fallo de la cuarta sala del máximo tribunal establece que la demandante no posee legitimación para reclamar la propiedad del terreno, ya que no se encuentra inscrita a su nombre, sino que al de una sociedad de la que forma parte.

La ocupación del predio por parte de los demandados se produjo el 14 de mayo de 2014 y se mantiene hasta la fecha, sin embargo, la actora es poseedora de derechos y acciones sobre el mismo sólo a partir de abril de 2015, según detalla la resolución.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos