El juez regional Rodrigo Favreto ordenó liberar este domingo al ex presidente de Brasil Luiz Inacio Lula Da Silva, detenido desde el 7 de abril para cumplir su condena de 12 años y un mes de prisión por delitos de corrupción vinculados al escándalo conocido como “Lava Jato”.

Sin embargo el juez Sergio Moro, quien lleva adelante la investigación central, declaró al magistrado como “incompetente” y aseguró que la orden de liberación no se cumplirá.  

Según informa el diario Folha de San Pablo, el magistrado dio lugar al recurso de hábeas corpus presentado el viernes por los diputados Wadih Damous, Paulo Pimenta y Paulo Teixeira, del PT, pidiendo que el ex mandatario fuera liberado inmediatamente pues no habría fundamento jurídico para su arresto.

Una vez conocida la noticia, el ex presidente brasileño escribió “Lula libre ya!” en su cuenta de Twitter, con un enlace a su página web con detalles de la decisión judicial.

Favreto fue el único integrante del tribunal regional que votó por la apertura de un procedimiento disciplinario contra el juez Sergio Moro, bajo la alegación de “índole política”.
Crítico de la Lava Jato, el magistrado fue afiliado al PT durante 20 años y ocupó cargos en el gobierno de Lula y en otras administraciones petistas antes de ingresar al tribunal.