Un grupo de encapuchados en contra de la despenalización del aborto atacó a tres mujeres durante una marcha por el aborto libre en Santiago. 

Según reportó la policía local, el incidente ocurrió cerca de las 9 de la noche. Una de las mujeres fue herida en el abdomen mientras que las otras recibieron cortes en sus piernas. Las tres se encuentran fuera de peligro.

Según indicó a medios locales Macarena Castañeda, vocera de la  Mesa Acción por el Aborto “una turba de encapuchados empezó a armar barricadas en la marcha, a una cuadra de donde estaba el escenario. De repente, un grupo empezó a apuñalar a las que estaban pasando. Algunas supieron que estaban atacando, salieron a proteger y terminaron apuñaladas”.

“Esto es terrorismo, yo no lo quiero llamar de otra manera. Cuando un grupo quiere amedrentar a otro para evitar que pueda expresar sus ideas libremente, sin provocación alguna. Intentaron cortar la marcha para que no pudiéramos pasar”, agregó Castañeda.

Si bien las organizadoras hablan de tres mujeres apuñaladas, hasta ahora la policía contabiliza solo dos heridos. La mujer apuñalada en el abdomen y un funcionario de la institución, que estaba a cargo del orden y seguridad. 

Todas las sospechas recaen sobre el Movimiento Social Patriota, un grupo neonazi que trató de boicotear la manifestación con una contraprotesta.

Aunque la agrupación lanzó un comunicado donde niega los hechos, aseguran que el aborto es “un potencial asesinato de niños chilenos” el moviemiento asegura que el “abortismo” es “un paso más en el fin de Chile, anhelado por los progresistas”.

“Hoy nos manifestamos decididamente en contra de la marcha abortista” y se responsabilizan “por la manifestación realizada en la marcha de las abortistas, pero negamos rotundamente ser participes de las riñas y/o apuñalamientos sucedidos durante el transcurso de la misma”.

Opina que es gratis