La periferia suele imitar lo que ha funcionado en la metrópolis como si en ello hubiese una verdad irrevatible. Así, no falta el ocioso que cree que el discurso racista de Donald Trump puede funcionar como un trampolín hacia el poder. 

Hoy es el caso de Ricardo Belmont, un polémico candidato a la alcaldía de Lima. Con un pasado Fujimorista y comprometido con la estafa de miles de personas, su objetivo de campaña fue la migración venezolana. 

En un video que se ha viralizado en redes sociales, el candidato de Perú Libertario, afirma que “los venezolanos vienen a quitarle el trabajo a los peruanos” y que “más de un millón de venezolanos vendrán de aquí a fin de año con todos los beneficios que los peruanos no tienen”.

ha generado polémica, nuevamente. El candidato a la alcaldía de Lima por el partido Perú Libertario ha recibido duras críticas por sus comentarios hacia los ciudadanos venezolanos que llegan al Perú por la crisis que afirman vivir su país con Nicolás Maduro. Belmont fue tildado de “xenófobo” por sus interpretaciones. 

Entre los comentarios de Ricardo Belmont más cuestionados por los usuarios en las redes sociales están, “Soy una persona sana que no estoy con esas cojudeces”, “Miren a este delincuente que vino a agarrarme por la espalda ¿lo vieron ustedes? ¿no le vieron la cara? (en referencia a un ciudadano venezolano)”, “Que se defiendan solos”, entre otras frases.

Como se sabe, Belmont fue alcalde de Lima de 1990 a 1995. Además fue congresista del 2009 al 2011. Lo que pocos recuerdan es que fue cuestionado en el pasado por presuntamente haber estafado a 110 mil accionistas bajo la promesa de la creación del canal del pueblo.

Opina que es gratis