Si estás aburrido de ver películas con tus amiguitos hipster que lo único que saben decir es “el libro es mucho mejor que la película”, te mostramos varias películas que son mejores que el libro que los inspira, para que se los enrostres a tus amigos loquillos.

El Resplandor

En realidad no es tan difícil hacer una película mejor que un libro de Stephen King. Su novela, tiene un mayor énfasis en la familia Torrance, y en cómo esta se desmorona por el alcoholismo y el mal carácter de Jack, el padre de familia. Después de perder su trabajo, Jack acepta cuidar el Hotel Overlook durante el invierno junto a su esposa Wendy y su hijo Danny, en búsqueda de alguna paz que le permita recomponer a su familia. Ahí las habilidades paranormales de Danny perciben todo lo siniestro del malvado Hotel.

En fin, el libro es entrete, chori, buena onda, pero absolutamente incomparable con la adaptación de Stanley Kubrick:

 

Las malas lenguas dicen que a Stephen King le cargó la versión de Kubrick y parece que nadie le dijo que lo mejor que le podría haber pasado es que el director norteamericano quisiera hacer una película de su libro. El tema es que en 1997 salió una mini serie con el mismo nombre y se cree que se debió a que King quería plasmar su visión en versión audiovisual.

Juzgue usted.

 

El silencio de los inocentes

El libro de Thomas Harris es una novela policial gringa de suspenso. Se basa mucho más en el misterio y la resolución de los asesinatos cometidos por Buffalo Bill que en Hanibal Lecter y en su relación con Clarice.

Harris probablemente haya dejado a todos sus lectores enganchados con la historia, pero la brillante actuación de Antony Hopkins y Jodie Foster, definitivamente logran que el libro quede en el pasado. Y eso que en total, Hopkins sale algo así como 15 minutos en la película. No por nada ambos actores se llevaron el Oscar a su casa por su trabajo en la cinta.

Eso sí, los muy inteligentes de gringolandia tenían que cagarla con secuelas y precuelas. Pero no importa, nunca olvidaremos una de las más bacanes escenas de la película dirigida por Jonathan Demme

El Padrino

La novela de Mario Puzo en realidad fue bastante innovadora al contar la historia de las mafias italo-americanas en Estados Unidos, lo cual era algo nuevo para 1969 cuando sale el libro. Además, parte de la historia estaba basado en la vida real, como las “Cinco familias”, que efectivamente correspondía a organizaciones mafiosas en Nueva York; y para nadie es sorpresa que el personaje de Johnny Fontane está inspirado en Frank Sinatra y sus conexiones con la mafia.

Pero da lo mismo lo entretenido que pudiera ser el libro de Puzo, la adaptación de Francis Ford Coppola es absolutamente insuperable, y Puzo lo debe haber intuido porque, al contrario de Stephen King, el autor de El Padrino ayudó con la historia y el guión.

La actuación de Marlon Brando dejó locos a los cinéfilos del mundo y Al Pacino se lució sobre todo en la segunda parte. Las referencias, como el caballo muerto en la cama, perduran hasta hoy y los fanáticos del mundo siguen haciendo lecturas como que las naranjas anuncian la muerte a lo largo de toda la película (cada vez que hay naranjas en la escena, alguien muere. Incluso al final cuando Vito Corleone juega con unas cáscaras antes de caer muerto).

Además, la segunda parte es una de las mejores secuelas (y a la vez precuela) de la historia del cine, cosa difícil en una industria que ha sacado segundas partes hasta de La Sirenita.

Secreto en la montaña

Esta película en realidad se basa en un cuento corto de la autora Annie Proulx que cuenta una historia similar a la de la película. Según ella, no se basó en una historia real, aunque recuerda haberse inspirado en un hombre que vio en un bar y que le pareció que miraba a otro hombre. Más allá de una historia de amor gay, se trata de la idea de personajes que deben mantener una imagen de macho recio en el sur de Estados Unidos frente a la realidad de su sexualidad.

El cuento ganó el tercer lugar del Premio O. Henry, pero la película causó conmoción en todo el mundo, y los conservadores alzaron la voz por las escenas sexuales que contenía, llegando a ser cancelada la función en Utah, Estados Unidos.

Dirigida por Ang Lee y protagonizada por el fallecido Heath Ledger y Jake Gyllenhaal, Secreto en la montaña ganó cuatro Golden Globes y fue nominada a ocho Oscar, ganando cuatro, incluido Mejor Director.

Pantaleón y las visitadoras

Nada contra Vargas Llosa. Al menos no contra su escritura, pero ni la mejor de las descripciones e imaginaciones puede superar a Angie Cepeda en la película de Francisco Lombardi.
Eso no más.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos