El gobernador del Banco de Inglaterra y presidente del Consejo de Estabilidad Financiera del G20, Mark Carney, envió una carta al Canciller de la Hacienda del Reino Unido, Philip Hammond, con el objetivo de solicitar al Parlamento inglés que no se concrete la repatriación de oro.

“Con respecto a una reunión que esta semana está siendo solicitada por el Banco de Inglaterra por dos representantes del régimen de Maduro en Venezuela para discutir la solicitud del régimen de transferir USD 550 millones de oro: si se llevara a cabo una reunión de este tipo, supondría un riesgo significativo para la reputación del banco y puede ser una violación de las sanciones impuestas por el Departamento del Tesoro de los EE. UU.”, detalló la carta, de acuerdo a los reseñado por La Patilla.

“Entiendo que los representantes del régimen venezolano son Simón Zerpa y Calixto Ortega Sánchez. El primero, Zerpa, ha sido sancionado por el Departamento del Tesoro de los EE. UU. por sus actividades corruptas. Actualmente se desempeña como Ministro de Finanzas”.

“El segundo, Calixto Ortega Sánchez, se presenta a sí mismo como presidente del Banco Central de Venezuela”, agrega. El nombramiento a la presidencia del BCV de Ortega no es ratificado por la Asamblea Nacional. De hecho, la AN declaró en junio que Ortega está “usurpando” su autoridad.