Un nuevo episodio en el caso Odebrecht en Colombia podría revelar el asesinato del testigo clave Jorge Enrique Pizano, fallecido a comienzos de noviembre por un supuesto paro cardíaco. 

El doctor Javier Oviedo, miembro del Instituto Nacional de Medicina Legal y quien hace parte del sindicato del órgano forense sindemedilegal denunció que el director del instituto, Carlos Valdés, ha faltado a “la verdad científica” frente a los resultados forenses de Pizano.

“El sindicato de Medicina Legal sindemedilegal viene denunciando irregularidades en el Instituto ante los entes de control, estamos denunciando que lo que el director de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés Moreno, sale a decir a los medios, es alejado de la verdad científica”, dijo el doctor según el diario El País de Cali.

Además, instó al director del Instituto a “decir la verdad científica”, sobre los resultados de la necropsia de Jorge Enrique Pizano, exauditor de la Concesionaria Ruta del Sol II, y quien había alertado de las irregularidades que se estaban presentado con la firma brasilera Odebrecht. 

En este caso, Oviedo dijo que Medicina Legal no tiene cómo saber si hubo o no rastro de cianuro en el cuerpo de una persona fallecida. Esto en razón a que el director del órgano forense en días pasados mencionó que no había rastro del veneno en el cuerpo de Jorge Enrique Pizano.

“En el caso del señor Pizano, él sale a decir que las muestras de formaldehido y vistral, no se detectó cianuro, es falso porque en el instituto no hay ninguna prueba validada que demuestre o que pueda detectar cianuro en esas dos matrices. (…)  En formaldehido ese procedimiento no existe y no está validada, entonces no entendemos como él sale a decir eso cuando científicamente eso no es cierto”, aclaró el médico. 

En razón a la muestra de sangre que Valdés dijo habían encontrado en una toalla hallada en el baño, el patólogo aseguró que no es posible conocer si era ADN de Pizano, debido a que no hay un prueba de referencia debido a que el cuerpo fue cremado. 

“En el caso Pizano, cómo sale a decir que ese ADN es de Pizano sino hay una muestra de referencia, es decir, el cuerpo de Pizano se cremó, entonces cómo va a decir un perfil genético sino existe el de la persona, eso es alejado de la verdad científica”, reiteró.

Lo que le inquieta al denunciante es que a su juicio, Valdés no solo “está alejado de la verdad científica”, sino que también existió una “irregularidad” en la necropsia hecha al cuerpo de Pizano. Según el patólogo, la necropsia la realizó Pedro Emilio Mórales, quien fue exsubdirector del servicio forense de Medicina Legal, por lo que “él sabía que debía dejar una muestra y no lo hizo”.