La detención de Roberto Marrero, un asesor del presidente de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, se ha convertido en el nuevo hito que “podría acabar con el gobierno de Maduro”. Entre comillas porque desde el comienzo de año se ha hablado de una serie de hechos que podrían poner fin al chavismo sin que esto llegue. 

El hermetismo es absoluto. Lo poco que se conoció fue por medio de declaraciones de testigos que fueron parte de la redada en la vivienda de Marrero a quien intentaron sembrarle pruebas que pudieran incriminarlo penalmente.

Entre los rechazos a la detención arbitraria estuvo la de John Bolton, asesor de Donald Trump en Asuntos de Seguridad Nacional y uno de los funcionarios de la Casa Blancamás al tanto de lo que ocurre en Venezuela. “La ventana está cerrándose”, advirtió.

La amenaza/advertencia parece un bucle de una larga lista de amenazas y advertencias que en nada han contribuido a cambiar la situación de Venezuela.

“Como declaró el presidente Trump claramente, las sanciones más duras aún están por llegar. A menos que la usurpación de Maduro termine, él y sus compinches serán estrangulados financieramente. La ventana está cerrándose”, manifestó Bolton en su cuenta de Twitter al hacer mención a la decisión del mandatario norteamericano.

Minutos antes, el asesor en Seguridad había señalado que Maduro había incurrido en “un error” por haber “secuestrado” al aliado de Guaidó, exigiéndole su inmediata liberación. “Maduro ha cometido una gran equivocación. El arresto ilegítimo de Roberto Marrero, no quedará sin respuesta. Debería ser liberado de inmediato y su seguridad garantizada”.

“Las tácticas de Maduro son contraproducentes y está perdiendo los pequeños apoyos restantes. Su sistemática intimidación y violencia no están funcionando. Los líderes de Venezuela tienen una opción clara”, añadió Bolton en horas de la noche del miércoles.

Por su parte, el vicepresidente Mike Pence también mostró su indignación por el secuestro del asesor del líder opositor. “Los Estados Unidos llaman a la inmediata liberación de Roberto Marrero, Jefe de Gabinete del Presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. No toleraremos las detenciones o la intimidación de Maduro al legítimo gobierno de Venezuela. Aquellos responsables deberán rendir cuentas”, dijo el sucesor en la línea de poder de Trump.