Iván Duque, presidente constitucional de Colombia, tiene un problema: desde antes de ganar la elección su independencia ha estado minada por su subordinación al expresidente Álvaro Uribe. Y cada día aparecen más y más evidencias de que el poder de Duque está controlado.

Deshacerse del apodo de títere no será fácil para el joven presidente.

Menos cuando Uribe insiste en mandar, en dirigirse al país como el verdadero mandatario y en dar instrucciones a funcionarios del Estado como si fuese él quien ejerce el cargo.

Ahora apareció un video que ha levantado un escándalo: en él aparece Uribe -investigado por la justicia por su vínculo con masacres paramilitares- hablando con una encargada de la agencia colombiana de tierras.

El video se grabó en una reunión con congresistas uribistas y en medio del encuentro se ve al jefe del Centro Democrático, muy al estilo de sus consejos comunales” llamando por teléfono a la directora de la Agencia Nacional de Tierras, para solicitarle una reunión urgente para abordar una problemática en el municipio de Riosucio.

La funcionaria lo llama presidente en varias ocasiones y se compromete a resolver lo más pronto posible esta situación, mientras hablaba por el altavoz del teléfono y a través de un micrófono que amplificaba el sonido a todo el auditorio.

Las imágenes son tendencia en redes sociales en donde se advierte como Uribe tiene la potestad de dar órdenes a funcionarios del gobierno.

Opina que es gratis