El Senado colombiano sesionaba para definir el futuro de las objeciones presidenciales al sistema de Justicia Especial para la Paz cuando el ex presidente y senador Álvaro Uribe lanzó una acusación temerariañ

Aunque la prensa local habló de un “fuerte cruce de palabras” lo cierto es que al tiempo que el excandidato presidencial Gusavo Petro se refirió al proceso de desmovilización de paramilitares encabezado por Álvaro Uribe. 

En su ponencia, Petro expresó su posición crítica en cuanto a lo que se pretendía en esa época y las oposiciones que él tenía en su momento.

Algunos de los tópicos abordados por Petro fueron la entonces extradición de los jefes paramilitares y de la intención que se tenía de ligar como delito político al narcotráfico.

“Yo denuncié aquí cómo las listas de los paramilitares se utilizaban para meter dentro de paramilitares guerreros a los narcotraficantes. Yo vi cómo había tesis jurídicas defendidas por el gobierno de entonces tratando de hacer del narcotráfico un delito conexo al delito político. Yo me opuse”, fue el argumento esbozado por Gustavo.

Esto dio lugar para una réplica por parte de Uribe, en la que hizo una referencia al exalcalde como si este ejerciera un “sicariato moral”.

“Yo prefiero ochenta veces al guerrillero en armas, que al sicariato moral difamando”, dijo el expresidente recibiendo gran apoyo de su bancada que lo rodeaba.

Una vez se sentó al terminar su intervención, Vélez no esperó a que los micrófonos se apagaran y se escuchó claramente como le dijo en tres ocasiones a Petro “¡sicario!”.

Esta escena ha causado un fuerte repudio en redes por parte de gran cantidad de personas y de los mismos senadores que están participando en la plenaria, señalando como algo peligroso y hasta delictivo lo que hizo el líder del uribismo.

Opina que es gratis