Sebastián Piñera siempre se ha creído gracioso: una larga lista de chistes flojos acompañan su vida pública, incluyendo aquel en que bromeó con la violación durante su campaña presidencial. Ahora, en plena polémica por haber incluido a sus hijos en los encuentros con empresarios chinos durante su viaje a ese país, el presidente chileno siguió con las bromas.
Durante el fin de semana se supo que el presidente incluyó a sus hijos Sebastián y Cristóbal Piñera a una reunión con empresarios de China en un viaje pagado con el dinero de todos los chilenos. Los retoños del empresario fundaron una empresa solo un mes antes del viaje y con la cual pretenden establecer vínculos comerciales con empresarios chinos.
El caso generó molestia entre varios parlamentarios de oposición como el titular del Senado, Jaime Quintana, quien al respecto señaló que “es una decisión que toma el Presidente, se ve extraño sí efectivamente. Pero es una reunión de inversionistas de empresarios chinos y chilenos no se cuál fue el rol (que ellos tuvieron)”.
Durante un recorrido por el Samsung Innovation Museum (SIM), Piñera fue consultado por una represente de la empresa sobre si no habían ido con él hasta el lugar “los niños”, pues en ese momento se exhibía una fotografía de él con sus nietos en una pantalla.
“No, están castigados por culpa del senador Quintana“, dijo, generando la risa de los presentes.
La jornada finalizará con una cena ofrecida por el Presidente de Corea Jae-in y su señora, en la Casa Azul, tras lo cual emprenderá su viaje de regreso a Chile.
Opina que es gratis