El Gobierno de Ecuador anunció que ha decidido exigirle visa a los venezolanos que arriban a sus fronteras, pero ofrecerá una visa humanitaria excepcional para los que ya estén en el país y no hayan violado la ley.

En un discurso, el presidente Lenín Moreno explicó que esta decisión busca garantizar orden y seguridad para los ecuatorianos y para los migrantes, para quienes además dispuso un censo con el fin de precisar dónde se encuentran, en qué condiciones viven y a qué se dedican. También ordenó al Ministerio de Trabajo que intensifique los controles para atender la situación laboral de los migrantes, refiere Associated Press.

El mandatario argumentó que “conscientes del desamparo que cuentan los venezolanos por parte del régimen opresor (del presidente Nicolás Maduro), Ecuador (también) reconocerá la validez de los pasaportes y documentos de identidad hasta cinco años después de su fecha de expiración tal como lo prometí al presidente (autoproclamado Juan) Guaidó”.

Pidió también a sus compatriotas que no discriminen a los venezolanos.

“Cada vez que veamos a un venezolano tratando de subsistir no olvidemos que íbamos por ese camino … para allá íbamos, a ser como Venezuela, y por supuesto no podemos volver nunca más a ese punto de irresponsabilidad, de derroche, de corrupción y de decadencia … a buena hora lo evitamos”, afirmó.

La semana pasada Moreno dijo que en Ecuador se han establecido alrededor de 500.000 venezolanos que han salido de su país huyendo de la grave crisis económica, la cual los ha obligado a caminar durante días por territorios de los países vecinos. En promedio, unos 3.000 venezolanos cruzan a diario la frontera de Colombia con Ecuador.

Previamente, los venezolanos ingresaban a territorio ecuatoriano con la sola presentación de un documento de identidad simple.

Opina que es gratis