Iván Duque no sabe cómo contener la convocatoria a un paro nacional para el próximo 21 de noviembre y teme que este pueda ser el comienzo de un movimiento social que agrupe las demandas a su ya debilitado gobierno.

Por esto ha tenido que cambiar su agenda, remover ministros e incluso, rechazar las versiones sobre un proyecto de reforma de pensiones y otro en materia tributaria que han venido circulando en Colombia desde hace unos meses. 

“No existe ninguna reforma pensional presentada por nuestro Gobierno. No existe ninguna reforma laboral presentada por nuestro Gobierno. Hemos dicho que esos aspectos deben llevarse a cabo en una discusión permanente en esta Mesa de Concertación”, ha indicado Duque tras una sesión formal de la Mesa de Concertación Laboral.

Asimismo, Duque ha desmentido que su Gobierno esté promoviendo aumentar la edad de jubilación, una reducción del salario mínimo o autorizar que los jóvenes reciban una remuneración por debajo de lo estipulado por la ley, argumentos de la protesta.

“Dejé claro que nuestro Gobierno no está promocionando bajar el salario mínimo como se ha tratado aseverar por parte de algunos y nosotros hemos sido absolutamente que, todo lo contrario, este Gobierno ha propiciado (…) el aumento real más importante del salario mínimo en más de 25 años”, ha aseverado.

Duque también ha advertido de que no permitirá actos de violencia durante la jornada de protesta. El Gobierno colombiano teme que la protesta desemboque en actos de violencia y en disturbios como los que se han registrado en las últimas semanas en países latinoamericanos como Chile y Bolivia.

“En Colombia entendemos que la protesta pacífica es un derecho, pero también dejamos claro todos que rechazamos la violencia y la incitación a la violencia, no queremos que el país sea incendiado con argumentos de odio”, ha recalcado el mandatario.

Duque ha subrayado que su Gobierno respeta la protesta social, pero ha advertido de que “la defensa de la democracia implica el rechazo categórico a la violencia y a que se pueda proceder con todas las herramientas de la ley frente a cualquier acto de vandalismo o ante cualquier violación de los derechos de los demás”.

Durante este fin de semana, varias personas han publicado mensajes en las redes sociales llamando a la destrucción de los sistemas de transporte público en las capitales colombianas durante la protesta, que ha sido convocada por estudiantes, sectores de izquierda y sindicatos que afirman que Duque está preparando un “paquetazo” de medida contra la clase media y los trabajadores.


Con información de Europa Press, W Radio

Opina que es gratis