En medio de las denuncias de graves violaciones a los Derechos Humanos por parte de la policía y el Ejército chileno, un misterioso robo de computadores y carpetas con investigación se produjo en la  Comisión Chilena de Derechos Humanos (CChDH).

Hasta el momento, no se tienen mayores antecedentes del incidente, lo único que está confirmado es la sustracción de computadores que se encontraban al interior de la oficina.

Una de las instituciones que salió a condenar lo sucedido fue el Instituto Nacional de Derechos Humanos, quienes a través de su cuenta de Twitter demostraron solidaridad con el CChDH.

 

El presidente de la Comisión, Carlos Margotta, aseguró que este no es un simple delito. “Hemos constatado que esto no es robo común y corriente“.

Lo anterior, según Margotta, se debe a que la información contenida en los computadores sustraídos es sobre “víctimas de violación de derechos humanos ocurridas en los últimos días, a partir del 18 de octubre, respecto de los cuales nosotros hemos tomado el patrocinio”.

El titular de la Comisión considera que este fue un “acto de amedrentamiento, de hostigamiento respecto de la labor que realiza nuestra institución desde hace 41 años” y aseguró que la información de esos computadores se encuentra respaldada.

Opina que es gratis