La justicia chilena acaba de dar un nuevo dolor de cabeza para Sebastián Piñera después de que el 7° Juzgado de Garantía de Santiago admitiera a trámite la querella por presuntos delitos de lesa humanidad que interpuso el senador Alejandro Navarro en contra el cuestionado presidente.

Según acusa el parlamentario, Sebastián Piñera tendría responsabilidad en el aumento exponencial de traumas oculares que se han registrado desde el estallido social.

“Será castigado con presidio mayor en cualquiera de sus grados, siendo el grado máximo una pena que va desde 15 años y un día a 20 años”, pronosticó el senador.

“Todo lo que ha ocurrido en Chile desde el 18 de octubre, donde decenas de ciudadanos han sido mutilados, quedando con secuelas de por vida, tras haber sido reprimidos y atacados sistemáticamente por agentes del Estado, es lo que tipifica la ley en la que hemos basado esta querella criminal y por la que Piñera arriesga hasta 20 años de cárcel”, agregó Navarro, según consigna radio Bio Bio

Hasta el momento, son más de 350 personas las que han perdido parcial o totalmente la visión debido a heridas que han sufrido en manifestaciones.

“Esta es una querella que busca justicia, y la justicia en este caso de violaciones de derechos humanos, es cárcel para Piñera. Es la única forma de que estos hechos no se repitan, de justicia al dolor de las víctimas, de los mutilados, de quienes han quedado ciegos”, cerró Alejandro Navarro.

Así todo, queda esperar a que la querella siga su trámite judicial para que, eventualmente, determine si existe o no responsabilidad en los hechos acusados.

Piñera violó los derechos humanos: el durísimo informe de la ONU sobre Chile

Opina que es gratis