La caída de Evo Morales despertó el hambre de poder de varios líderes que aseguraron una y otra vez que no buscaban llegar a la presidencia: tal es el caso de Luis Fernando Camacho, el ex líder cívico que anunció un acuerdo con Marco Pumari para competir por el sillón presidencial.

La relación entre los dos ex líderes cívicos ha vivido altibajos y su punto más complicado se vivió cuando Camacho publicó unos audios de una llamada con Pumari negociando 250.000 dólares para cuadrar la candidatura presidencial.

El audio generó un quiebre entre los dos y aunque Camacho acusó al entorno de Pumari de estar detrás de la filtración, pocos en Bolivia dudaron que la grabación fue obra de Camacho. Incluso, el periodista de CNN Fernando del Rincón acusó en vivo a Camacho de haberle entregado una grabación que le hizo a Pumari sin su consentimiento.

Pero el poder es poder y Pumari parece haber olvidado el intento de linchamiento mediático para acceder a ser el Sancho Panza de Camacho en una candidatura al poder que estará comandada por el impulsor de la pena de muerte en Bolivia, el ex ministro de Hugo Bánzer Ronald MacLean.

Camacho encabezó, desde la presidencia del Comité Cívico de Santa Cruz, la movilización afuera del Palacio de Gobierno en Bolivia, que exigía la renuncia de Evo Morales.

Ambos enfatizaron que bajo este nuevo acuerdo político, su trabajo será para “la reivindicación de la protesta ciudadana legítima contra Morales” y lo que denominaron “su narcogobierno”, al fomentar la unidad de quienes se movilizaron durante unos 20 días en Bolivia.

En el documento, también expresaron total apoyo al actual gobierno de la Biblia que preside Jeanine Áñez.

Para completar su propuesta política para el período 2020- 2025, dijeron estar en la búsqueda de perfiles a nivel nacional para candidatos a diputaciones y senadurías, “a fin de que sean hombres y mujeres honestos y valientes”.

Camacho es abogado, empresario y fue presidente del Comité Cívico de Santa Cruz, además tiene carrera como activista del Movimiento Nacionalista Revolucionario. Mientras que Pumari, es administrador de empresas, dirigente cívico sindical y presidente del Comité Cívico Patosinista.

Así, los amigos enemistados por la traición se vuelven a unir, con Pumari humillado y sometido después de que su socio filtrara las negociaciones de una candidatura, al mejor estilo de la vieja política boliviana. 

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos