El gobierno de Sebastián Piñera está empeñado en el retorno de la dictadura y este domingo ha dado un paso más al anunciar que presentará un proyecto de ley para regular el derecho a reunión.

El ministro de Justicia, Hernán, Larraín, dijo al diario El Mercurio que “Lo que estamos trabajando es precisamente con la comunidad jurídica, incluido el director del INDH, para aportar una buena legislación. Va a ser objeto de un debate atractivo en la agenda legislativa de derechos humanos para este año”, explicó, agregando que el proyecto debería ingresar al Congreso durante el primer semestre del año. 

El ministro también indicó que el derecho a reunión se vincula a otro tipo de garantías, entre ellas, el de la libertad de asociación, de expresión y manifestación. De acuerdo a ello, indicó que “el derecho a la protesta como tal no está regulado estrictamente en las convenciones. Muchos derechos se vinculan entre sí. Normalmente se van relacionando o incluso generando tensiones unos con otros”.

Por ello, sostuvo que se deben especificar las diferencias existentes entre marcha, movilización y “manifestación pública fija”. Así, respecto de la autorización previa, indicó: “¿Cómo se hace para regular ese derecho sin impedir el ejercicio de otros? Entonces, más que un problema de autorización previa como una condición, es cómo organizo y coordino el ejercicio de muchos derechos. Y al mismo tiempo cómo objetivizo las posibles causas de denegación”.

Las palabras del ministro se dan luego de que la Intendencia Metropolitana iniciara una estrategia de “copamiento policial” en el sector de Plaza Baquedano. A raíz de ello, los manifestantes denunciaron una importante represión y una obstaculización del derecho a reunión consagrado en la Constitución. Esto quedó de manifiesto cuando un joven fue atropellado por un carro policial. Luego, un hombre falleció al caer a una fosa durante una jornada de protesta.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos