9   +   8   =  

Fue un balde de agua fría a todas las instituciones. Son los peores resultados desde el retorno a la democracia: la aprobación del presidente chileno Sebastián Piñera se derrumbó y llegó al mínimo histórico en los últimos 30 años, apenas un 6%. Ocho de cada 10 personas desaprueba su gestión.

Y aunque bajó 19 puntos su valoración positiva, el alcalde de Las Condes, el UDI Joaquín Lavín, sigue siendo el mejor evaluado con 37%, mientras que su desaprobación llega al 34%, la más baja de la lista. Lo sigue el alcalde Jorge Sharp, con 26% de aprobación; en tercer lugar, la expresidenta Michelle Bachelet; y a continuación el senador RN Manuel José Ossandón.

En el otro extremo de la tabla asoma la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, con 6 puntos de aprobación y 74 de rechazo, en el último lugar, con 2% menos de valoración negativa que el presidente Piñera, cuya valoración positiva apenas llegó al 7%.

Un 81% dice que el Gobierno actuó mal ante la crisis. Y en esa lista los alcaldes son los mejores evaluados, pero aún así la mitad dice que lo han hecho mal.

Las radios son las instituciones que generan mayor confianza en la ciudadanía, con un 29%. En tanto, los partidos políticos son los que generan menor confianza, con 2%, y un punto más arriba está el Congreso. Carabineros cayó 20% en la confianza y llegó a 17 puntos. Sólo 6 tiene el Ministerio Público. En resumen, todos caen.

A pesar de estos desastrozos resultados, hay esperanza, señaló Ricardo González, coordinador del área de opinión pública de CEP, quien enfatizó que hay un 64% que cree que la democracia es la forma preferible de Gobierno, a pesar de que sólo un 6% dice que actualmente la democracia chilena funciona bien.

“Las personas privilegian hoy más que nunca los acuerdos. Podría ser una forma en que los niveles de confianza de los partidos políticos subieran”, aseguró.

En el capítulo dedicado al estallido social, el 50% de los consultados dijo tener rabia y un 31% se siente asustado. En tanto, 34% dice sentirse esperanzado.

Manifestaciones y destrozos

Las razones detrás de las manifestaciones, también las identificaron los encuestados, siendo la desigualdad de ingresos (55%) la más importante, seguido por las bajas pensiones, el alto costo de la vida, y la mala calidad de la salud y la educación pública.

Lo mismo con los responsables de la quema del metro: la mayoría cree que son organizaciones políticas chilenas y no extranjeras (19%), personas cansadas de los abusos y la desigualdad (18%), lumpen (12%), grupos minoritarios radicalizados (12%), grupos organizados extranjeros (8%) y grupos ligados al narcotráfico (7%).

En tanto, frente a la pregunta “¿Apoya o no las manifestaciones?”, el resultado fue tajante: 55% las apoya, 7% inicialmente las rechazó y después las apoyó, un 15% no las apoya ni las rechaza, un 10% inicialmente las apoyó y después las rechazo, y un 11% siempre las rechazó. En definitiva, casi 2/3 respalda las manifestaciones.

DDHH y nueva Constitución

Un 64% dice que Carabineros violó los DDHH, mientras un 49% dice que incurrió en esas vulneraciones el personal militar.

En tanto, 67% está a favor de una nueva Constitución, sólo un 13% la rechaza y hay un universo importante de 20% que aún no sabe o no contesta.

En cuanto al mecanismo, está más peleado. Un 44% quiere que sea un grupo escogido especialmente para este fin, que correspondería a una Convención Constitucional, y 37% dice que una instancia mixta, que incluya a parlamentarios.

Sin embargo, la mayoría (56%) cree que la Constitución nueva puede ayudar a solucionar los problemas.

Comprensión, humildad y ¿elecciones anticipadas?

El presidente Sebastián Piñera, tras conocer los magros resultados, aseguró que el Gobierno escucha con atención a la ciudadanía, poniendo las manos a la obra. Es eso lo que lo motiva, dijo, y no las encuestas.

“Entiendo que los chilenos no estén contentos con lo que ha pasado, yo tampoco lo estoy. Todo lo que los chilenos nos dicen nosotros lo estamos escuchando con atención y no solamente los escuchamos, nos ponemos manos a la obra para ayudar a resolver sus problemas, ayudarlos a aprovechar sus múltiples capacidades y también, ayudarlos a cumplir sus sueños”, remarcó.

A juicio del ministro del Interior, Gonzalo Blumel, hay que tomar la encuesta con humildad, pero consideró que las demandas ciudadanas van en línea con la agenda que ha impulsado La Moneda.

En tanto, el presidente de Renovación Nacional, Mario Desbordes, dijo que esta encuesta también evidenció que no sirven las campañas del terror en torno al proceso constituyente, ya que -a la luz de los resultados- “no le sirven ni siquiera a quienes las impulsan”, dijo, en directa alusión al caso de José Antonio Kast.

Y si bien la valoración de todos los sectores políticos está en el suelo, y así lo admiten, la oposición apuntó contra el Gobierno y su mala conducción. El diputado comunista Hugo Gutiérrez incluso fue más allá y consideró que estos resultados hacen necesaria la realización de elecciones anticipadas de Presidente y parlamentarios.

Una postura que naturalemente fue reprochada en el oficialismo, donde dicen que la oposición no está en condiciones de hacer estas propuestas.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos