Malasia reenvió 150 contenedores de desechos ilegales hacia varios países de su origen anunciaron este lunes las autoridades, subrayando que esa nación del Sudeste Asiático no quería convertirse en un “vertedero” de Occidente.
Los países de la región tienen muchas dificultades frente a llegada masiva de contenedores con desechos desde la decisión de China en 2018 de frenar la importación de basura plástica destinada a su industria de reciclado, obligando a las naciones desarrolladas a encontrar nuevos destinos.

Las autoridades malayas “tomarán las medidas necesarias para asegurarse que Malasia no se convierta en el vertedero del mundo“, subrayó la ministra de Medio Ambiente, Yeo Bee Yin.

El Ministerio de Medio Ambiente “continuará luchando contra la contaminación, especialmente los desechos plásticos”, explicó la ministra a la prensa en la ciudad de Butterworth, que alberga un importante puerto en el norte del país.
Malasia indicó haber devuelto en total unas 3.737 toneladas de desechos a varios países, entre ellos Francia, Reino Unido, Estados Unidos y Canadá.
El país piensa reenviar otros 110 contenedores próximamente, entre ellos 60 hacia Estados Unidos, agregó la ministra.
Opina que es gratis
No Hay Más Artículos