Juan Guaidó dio nuevos pasos en su gira europea. El autoproclamado presidente encargado necesita nuevos gestos de la comunidad internacional para sostener su posición. En Bruselas se reunió con la vicepresidenta de la Eurocámara, Dita Charanzova. Le pidió más apoyo para llevar adelante acciones contra el gobierno de Venezuela. En concreto quiere que la Unión Europea emita nuevas sanciones. El Jefe de la diplomacia europea, el español Joseph Borell, le reiteró su apoyo. Sin embargo no anunció medidas contra el gobierno de Nicolás Maduro.

La etapa de Bruselas en la gira de Guaidó aparece como la menos productiva para sus propósitos. “Las sanciones hoy son las herramientas que tiene el mundo libre para presionar a este tipo regímenes“, aseguró Guaidó en rueda de prensa en la Eurocámara. Así urgió la Unión Europea (UE) a reforzar sus sanciones contra violadores de derechos humanos y a actuar contra el oro de sangre venezolano. “Tomar acción por Venezuela hoy es tomar acción por la libertad, por la democracia“, sostuvo el autoproclamado.

Sin embargo el mensaje de la UE sigue sin cambios. Borrell le recordó el compromiso del bloque en trabajar por una solución pacífica basada en elecciones presidenciales y legislativas creíbles y transparentes. A diferencia de Jefe de la diplomacia europea, que lo recibió como jefe del parlamento, los eurodiputados lo trataron como presidente interino de Venezuela. Los legisladores españoles en la Eurocámara por el Partido Popular (PP) y Ciudadanos reclamaron al jefe del gobierno español Pedro Sánchez que se reuna con Guaidó. Por el momento sólo tiene estipulada una cita con la Canciller del país ibérico.

De esta manera, la respuesta de los europeos no varió a lo ya expresado meses atrás. Las decisiones en política exterior del bloque requieren el apoyo unánime de la cámara. El Grupo Internacional de Contacto (GIC), que promovió la UE junto a países latinoamericanos para el tema Venezuela, no se reúne desde hace meses pese a la presión de Washington. La administración Trump espera que adopten más sanciones contra el gobierno de Maduro. Por el momento el país latinoamericano tiene un embargo de armas de parte de la UE. Además, 25 funcionarios venezolanos fueron sancionados en 2017 por el deterioro del Estado de derecho, la democracia y los derechos humanos. Así Venezuela se convirtió en el primer país en ser penado por Europa. En los últimos meses la situación en Venezuela quedó tapada por el conflicto en Medio Oriente, reconoció Borrell el lunes tras reunirse con cancilleres europeos.

Bruselas es la segunda etapa de la gira europea que llevó a Guaidó por Colombia y el Reino Unido. El jueves continuará en Suiza, en el foro económico de Davos. De Bogotá, se llevó el compromiso del jefe de la diplomacia estadounidense, Mike Pompeo, de un mayor apoyo en su lucha para sacar del poder a Nicolás Maduro. El gobierno británico de Boris Johnson le prometió trabajar para que se rindan cuentas por la crisis en la región

Estas acciones se dan en un contexto de retracción en la posición que Guaidó había construido tanto al interior como exterior de Venezuela. En enero de 2019, como líder del parlamento venezolano, se había autoproclamado presidente encargado del país. Sin embargo con el paso del tiempo su posición perdió peso. Hace algunas semanas también dejó de ser presidente de la Asamblea. Un sector de la oposición junto al oficialismo nombró a Luis Parra en su lugar. Más de 50 países aún lo reconocen como presidente encargado de Venezuela. Allí radica su principal activo, junto al fundamental apoyo de Estados Unidos. Ahora, Guaidó apuesta a reforzar el apoyo externo para poder recuperar posiciones. 

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos