La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) llamó a tomar medidas urgentes para combatir la plaga de langostas que afecta a varios países de África, reza un comunicado publicado en Twitter.

“Las langostas del desierto no van a esperar a que nos preparemos. Van a venir. Van a destruir”, dijo María Helena Semedo, representante de la FAO.

Los países más afectados son Kenia, Etiopía y Somalia, aunque los enjambres de langostas pueden viajar unos 150 kilómetros por día y su presencia se extiende rápidamente, poniendo en peligro a Sudán del Sur y Uganda.

El enjambre, de un kilómetro cuadrado, puede contener hasta 80 millones de ejemplares de langostas, y cada uno come diariamente alrededor de dos gramos, el equivalente a su propio peso corporal.

 

Puede producirse un crecimiento exponencial en su población con subsiguientes generaciones, hasta un aumento de 20 veces en tres meses, de 400 en seis meses y de 8.000 en nueve meses, según la información suministrata por la FAO.

Los enjambres de langostas devoran las cosechas y obligan a los agricultores a buscar otros territorios, poniendo en riesgo la seguridad alimentaria.

En su esfuerzo por ayudar a los países afectados, la FAO coordina servicios de monitorización 24 horas al día y notifica datos sobre la escala y el tiempo posibles de futuras amenazas causadas por estos insectos. El organismo subraya que hacen falta 70 millones de dólares para controlar la plaga y proteger los medios de subsistencia de los tres países más afectados.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos