La intempestiva destitución del gerente de la empresa estatal de telecomunicaciones de Bolivia Entel, Elio Montes, después de trabajar 82 días, destapó un megafraude  en el que figuran finiquitos a 13 personas que trabajaron menos de un mes en la empresa por una cifra total de Bs 868.998,42 (unos 130 mil dólares)

Una lista con los nombres de las personas de confianza de Montes que fueron contratadas desde su nombramiento como Gerente de Entel y recibieron finiquitos al dejar la empresa cuando fue alejado del cargo son los documentos a los que accedieron los diarios La Razón y Detrás de La Verdad.

A ellos se suma un auspicio que asciende a un millón de bolivianos (150 dólares) para el piloto de coches Eduardo Peredo y además de facturas a nombre de Entel por concepto de hospedaje y consumo en un hotel de cinco estrellas de La Paz.

Además de recibir un salario de Bs 30.000 mensuales, Montes le costó a la empresa  Bs 868.998,42 con el pago de los finiquitos a las personas de su confianza que ocuparon cargos como la Gerencia Nacional de Administración Financiera, Gerencia Nacional de Experiencia al Cliente, Asesor de Gerencia general, entre otros. 

Durante la gestión de Elio Montes (82 días) al frente de Entel se presentaron irregularidades en la compra de celulares, pago de auspicios, hospedajes y desembolsos de finiquitos a personal de su confianza que ingresó a trabajar junto a él a la estatal.

Opina que es gratis