Uno de los mitos más difundidos sobre el popular programa de televisión El Chavo del 8 no tiene que ver con las relaciones en la vecindad o las disputas entre sus protagonistas: desde hace años se viene hablando de que el protagonista y creador de la serie, Roberto Gomez Bolaños “Chespirito”, habría hecho una presentación privada para el narco más famoso del mundo, Pablo Escobar. 

El rumor se ha escuchado desde los años ochenta, cuando ámbos estaban en la cúspide de sus carreras y solo sería después de la muerte del humorista mexicano en 2014 cuando personas de su entorno hablarían de los vínculos con uno de los peores asesinos en la historia de Colombia. 

De acuerdo con la información brindada por los testigos, relata el diario peruano Depor, el fallecido comediante se dedicaba a animar las fiestas privadas organizadas por Escobar y otros sicarios.

Fue el mismo “Quico”, Carlos Villagrán, quien revelo al Diario Basta, sobre los nexos que sostenía el famoso Roberto Gomez Bolaños con el crimen organizado y que incluso algunos narcotraficantes llegaron a ofrecerle dinero para actuar, además confesó que desconocía si otros miembros del staff la vecindad habría participado en las celebraciones de Pablo Escobar. Lo que si certificó fue que Chespirito sí fue a ellas.

También agregó que trabajadores del mencionado capo colombiano lo contactaron para que actuara en fiestas para dicho sujeto pero el no aceptó el trato aunque le ofrecieron hasta un millón de dolares por que lo hiciera.

“Yo no fui y tengo ese orgullo, el de haber dicho que no iba. Pero Roberto sí fue. No sé qué otros compañeros de la tira habrán aceptado trabajar para esta gente. Llegaron a ofrecerme hasta un millón de dólares y eso me causó escalofríos, pero dije que tenía otros compromisos profesionales y me dejaron en paz”, revelo “Quico”.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos