No todo son malas noticias por el Coronavirus: con imágenes de sus satélites, la NASA y la ESA rastrearon los niveles que se han alcanzado en China de dióxido de nitrógeno, un gas nocivo emitido por automóviles e instalaciones industriales, y detectaron disminuciones significativas durante el último mes. Según los expertos, existe evidencia de que ese descenso “está relacionado, al menos en parte, con la desaceleración económica que siguió al brote de coronavirus”.

La NASA explicó que la reducción en los niveles de contaminación del aire coincide con la restricción al transporte y las actividades comerciales, mientras que millones de personas en China permanecen en cuarentena.

Los mapas, publicados por los científicos, mostraron los niveles del gas entre el 1 y el 20 de enero, antes de la cuarentena, y los niveles correspondientes al periodo entre el 10 y el 25 de febrero, durante la cuarentena.

Dos mapas muestran la disminución de la contaminación sobre Pekín y Shanghái.NASA/ESO

Cae el dióxido

“Esta es la primera vez que veo una caída tan dramática en un área tan amplia para un evento específico”, dijo Fei Liu, investigadora del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

La caída del dióxido de nitrógeno también coincide con las celebraciones del Año Nuevo Lunar en China, algo que se puede detectar cada año. Pero ahora, “la tasa de reducción es más significativa que en años anteriores y ha durado más”, según Liu.

“No me sorprende, porque muchas ciudades de todo el país han tomado medidas para minimizar la propagación del virus”, continuó.

El virus, originado en China a finales del año pasado, se ha extendido ya a más de 50 países, mientras que en la parte continental del gigante asiático ya hay casi 80.000 casos de infección y 2.870 muertos por coronavirus.

Opina que es gratis