La Sangre de un Poeta (Le Sang d’un Poète) fue la primera película de Jean Cocteau, que hasta entonces era un reputado poeta, dramaturgo y pintor (… también ocultista).

La peli fue financiada por Charles, vizconde de Noailles,mecenas que le dio a Cocteau 1.000.000 de francos para hacer lo que le viniese en gana, tal era la confianza en su talento. El artista quiso agradecérselo haciendo que el aristócrata y su esposa aparecieran en una escena en la que aplauden en un teatro, pero al ver la película montada se horrorizaron al comprobar que lo que aplaudían era un suicidio que había sido filmado por separado.

Se negaron a que Cocteau estrenara la película si incluía dicha escena, por lo que el director tuvo que volver a filmarla.

La película es claramente surrealista (a falta de un adjetivo mejor) y coincidió en el tiempo con otra gran obra de este movimiento: «La edad de oro» de Buñuel y Dalí (también financiada por Noailles). Ambas fueron muy polémicas por su aparente mensaje anticlerical (aunque paradójicamente Cocteau era abiertamente católico).

Durante 50 minutos, Cocteau retrata de forma bastante autobiográfica sus miedos y obsesiones como poeta, su relación con el mundo que le rodea y la eterna preocupación por el problema de la muerte.

Opina que es gratis
No Hay Más Artículos