Mucho se ha hablado, durante lo poco que ha durado esta pandemia, de cómo el coronavirus no discrimina, pues puede afectar a ricos y pobres por igual. Se suele citar el ejemplo de los duros momentos por los que tuvo que pasar el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, el cual tuvo que ser internado en la UCI de un hospital británico. También el caso de Lorenzo Sanz, ex presidente del Real Madrid, el cual no tuvo la suerte de salir con vida de esta enfermedad. 

Sin embargo, si hablamos de materias estrictamente económicas, Chuck Collins, director del Programa de Desigualdad del Institute for Policy Studies (IPS) de Washington DC, tiene una visión distinta del asunto. En colaboración con otros investigadores del IPS, publicó el 23 de abril un estudio denominado Billionaire Bonanza 2020.

En este estudio, la idea de un virus que no discrimina entre pobres y ricos se ve problematizada, pues presenta datos que permiten observar cómo la pandemia ha significado un periodo de bonanza económica para los multimillonarios de Estados Unidos, los cuales suelen tener lujosas cuarentenas y un acceso privilegiado a distintos servicios de salud. 

La investigación analizó las fortunas de los multimillonarios más importantes del país norteamericano a partir de la observación de datos contenidos en los rankings más importantes sobre esta materia, como el de Forbes o Bloomberg. Además de esto, los investigadores tuvieron acceso a información actualizada cedida por los realizadores de estos rankings. 

El estudio señala que si bien el patrimonio combinado de la clase multimillonaria mundial disminuyó de 8,700 a 8.000 millones de dólares entre 2019 y 2020, en las semanas que corresponden a la emergencia sanitaria por la pandemia de Covid-19, los multimillonarios estadounidenses vivieron un repunte en sus fortunas. 

Entre el 18 de marzo y el 10 de abril “la riqueza combinada de los multimillonarios de Estados Unidos aumentó en $282 mil millones, casi un aumento del 10 por ciento. Después de un breve descenso, la riqueza combinada de los multimillonarios estadounidenses es mayor que sus niveles de 2019” concluye Collins a propósito de los datos arrojados por la investigación.

El estudio estima que la riqueza multimillonaria parece tener una tendencia a recuperarse rápidamente luego de las crisis. Para esto usa de ejemplo lo sucedido después de la crisis subprime en 2008. Entre ese año y 2009, las 400 fortunas más importantes del mundo tuvieron una disminución de 300 mil millones de dólares. Sin embargo, dentro de los 30 meses posteriores a la crisis, la mayoría de estas fortunas ya se habían recuperado: “para 2012, la riqueza multimillonaria había alcanzado los 1,7 trillones de dólares, superando los niveles anteriores a 2008”.

El artículo analiza el caso a caso de la fortuna de varios de los multimillonarios más importantes de Estados Unidos. Aquel que ostenta la fortuna más abultada es el empresario fundador de Amazon, Jeff Bezos, el cual detenta un patrimonio de 140 mil millones de dólares, según Bloomberg.

El caso de Bezos es icónico para sostener la tesis del estudio pues “a la fecha de publicación de este informe, la riqueza de Bezos ha aumentado más de $25 mil millones desde el 1 de enero de 2020 y $12 mil millones desde el 21 de febrero de 2020, el comienzo de la pandemia de Covid-19”.

Además del crecimiento que han tenido estas grandes fortunas estadounidenses, el estudio realizado por Collins observa el fenómeno de elusión y evasión tributaria asociado al crecimiento de las grandes riquezas. “Décadas de recortes de impuestos y políticas públicas favorables a los multimillonarios, según nuestro informe, ayudaron a que la riqueza de los multimillonarios de EE. UU. aumentara más del 1,100% entre 1990 y 2018. Sin embargo, sus obligaciones tributarias, como porcentaje de su riqueza, disminuyeron un asombroso 79% entre 1980 y 2018”, señala Collins a The Guardian. 

Un artículo de The New York Times aborda una situación similar, pues se refiere a los apoyos tributarios que los multimillonarios de Estados Unidos están recibiendo debido a la contingencia por el Covid-19. Este artículo señala que el gobierno estadounidense está otorgando, como parte de las medidas de salvataje para la economía, exenciones tributarias que incluso alcanzan la suma de 174 mil millones de dólares para multimillonarios y grandes empresas. 

A partir de los resultados de su estudio, Collins plantea una mirada crítica sobre el rol de los multimillonarios en la sociedad contemporánea y, en particular, respecto de esta situación de emergencia. “Los ricos no son solo ‘distanciamiento social’ en resumen, también son ‘distanciamiento económico’. Desde hace décadas, se han desconectado del resto de la sociedad y se han llevado su tesoro, socavando nuestras instituciones públicas y la solidaridad social”, señala Collins. 

Opina que es gratis