La información no es nada clara y mientras el chavismo y sus aliados hablan de una invasión armada fallida, Juan Guaidó dijo que se trató de un montaje del oficialismo para mantener el poder. Lo cierto es que hubo muertos y, según el régimen, uno de ellos es el capitan Robert Colina, alias Pantera.

El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Néstor Reverol, informó de un intento de incursión por vía marítima en el país, que fue frustrado por las autoridades locales.

“Pretendieron realizar una invasión por vía marítima un grupo de mercenarios terroristas, procedentes de Colombia, con la finalidad de cometer actos terroristas en el país, perpetrar asesinatos a líderes del Gobierno revolucionario e incrementar el espiral de violencia (…) y con ello derivar en un nuevo intento de golpe de estado”, declaró el ministro.

Y de ahí en más la especulación sobre lo que había pasado creció: se supo que Pantera es uno de los hombres de confianza del mayor general Clíver Alcalá Cordones, que en el pasado intentó derrocar a Maduro.

Colina Ibarra se desempeñó como jefe de seguridad de Andrés Izarra, cuando este era titular del ministerio de Comunicación e Información.

Asimismo, según un video divulgado en marzo por la Administración de Nicolás Maduro, Rubén Darío Fernández Figuera, un presunto desertor de la operación que organizaba Alcalá Cordones, afirmó que alias «Pantera» sería el encargado de ejecutar asesinatos selectivos de funcionarios del Ejecutivo, sirviendo de enlace entre distintos grupos.

Según el ministro Néstor Reverol, los presuntos atacantes intentaron ingresar en lanchas rápidas en las costas del estado Vargas. Indicó la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) abatieron a algunos involucrados y detuvieron a otros.

“Más adelante daremos detalles, ya que la operación continúa y no se descartan otras detenciones”, indicó el funcionario, quien adelantó que las autoridades responderán de manera “contundente” contra los grupos terroristas.

Muerto pero no

EL gobierno de Maduro difundió unas fotos de un cádaver que supuestamente correspondía a Pantera, sin embargo, la Coalición Activa de la Reserva Internacional Venezolana, un grupo de militares opositores que buscan la salida militar a la crisis, descartó esta versión:

El capitán venezolano Javier Nieto Quintero y el militar retirado estadounidense Jordan Goudreau difundieron eun video en el que se atribuyen los hechos ocurridos, como parte de lo que denominaron Operación Gedeón.

Nieto Quintero afirmó que el intento de incursión a través de las costas venezolanas fue real. Aseguró que hay hombres y mujeres arriesgando sus vidas por la libertad de Venezuela y de los presos políticos.

El capitán pidió a todos los miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que se sumen a la Operación Gedeón para lograr la captura de Nicolás Maduro. El jefe del régimen es señalado por Estados Unidos de formar parte de una red de narcotráfico.

«La Operación Gedeón tiene como objetivo la captura de la organización criminal que dirige los destinos de la nación. Nuestro pueblo sigue sometido a un genocidio sistemático y progresivo», manifestó Nieto Quintero.

Resaltó que en el país se han agotado todas las opciones electorales, democráticas, políticas y económicas que se han intentado para concertar una solución a la crisis.

El oficial también subrayó que no tienen otra alternativa y que es la Fuerza Armada la que tiene en estos momentos en sus manos la posibilidad de sostener la República y llevarla a un escenario de democracia.

 

«Un mercenario»

Delcy Rodríguez, vicepresidenta del régimen de Nicolás Maduro, mencionó este domingo en horas de la noche que Jordan Goudreau se atribuyó la operación.

«Un mercenario estadounidense que participó en las acciones de desestabilización en Irak y Afganistán. Este mercenario, dueño de una empresa de mercenarios, se atribuyó esta acción criminal terrorista contra Venezuela», afirmó.

Señaló asimismo que en esta acción participaron agentes de la Administración para el Control de Drogas y mercenarios narcotraficantes.

«Pretendieron hacer una incursión terrorista en nuestro territorio; violentar la integridad territorial de Venezuela en medio de la pandemia que amenaza a la humanidad entera», manifestó.

Colombia rechaza las acusaciones

Por su parte, la Cancillería colombiana ha rechazado las declaraciones de Néstor Reverol sobre un supuesto intento de “invasión por vía marítima de un grupo de mercenarios terroristas procedente de Colombia”.

“Se trata de una acusación infundada, que intenta comprometer al Gobierno de Colombia en una trama especulativa”, reza el comunicado del organismo.