La sociedad estadounidense tiene una tendencia hacia el pánico. El pánico como una forma de ontrol y una forma de moverse en el mundo. Y en un mundo donde la fragilidad de la vida no cambia con el tiempo, el miedo termina siendo una opción: después del Coronavirus los gringos hoy han encontrado al avispón asiático “asesino”, una nueva fuente de terror.

Según The New York Times, estos bichos aparecieron en la tierra de Trump por primera vez en las semanas recientes. Son animales grandes en su especie y  y pueden acabar con colonias de abejas en horas, pero todavía hay varias preguntas sobre la especie y la amenaza que representa.

¿Cómo lucen?

Estos insectos —Vespa mandarinia—, apodados ‘avispones asesinos’, pueden crecer más de 5 centímetros y tienen aguijones lo suficientemente largos y robustos como para perforar trajes de apicultores. En comparación, las avispas más comunes, Vespa crabro, miden casi dos veces menos.

“Son como un dibujo animado monstruoso con una cara enorme de color amarillo-naranja”, afirmó Susan Cobey, del Departamento de Entomología de Universidad Estatal de Washington.

¿Qué amenaza representan?

“Son un peligro para la salud y, sobre todo, un depredador significativo de abejas melíferas”, declaró por su parte Todd Murray, entomólogo de extensión y especialista de especies invasoras en la misma universidad.

Según The New York Times, los avispones utilizan sus mandíbulas, que tienen forma de aletas de tiburón con púas, para decapitar a las abejas obreras, despejar las colmenas en cuestión de horas y alimentar a sus crías.

¿Hay algún peligro para los humanos?

Los humanos no son un objetivo típico para estos avispones. No obstante, si se sienten en peligro, pueden atacar, y su veneno, cuya cantidad es aproximadamente 7 veces mayor que el de una abeja, causa un dolor muy fuerte. Al mismo tiempo, múltiples picaduras pueden provocar la muerte de una persona, incluso si no es alérgica.

Japón informa que alrededor de 50 personas mueren al año por ataques letales de avispones, agregó el periódico.

¿Cómo aparecieron en EE.UU.?

En agosto del año pasado, los avispones fueron vistos en la provincia canadiense de Columbia Británica y meses después ya fueron descubiertos en el estado estadounidense de Washington.

Sin embargo, los expertos todavía no han determinado cómo los insectos, originarios de Japón, lograron llegar a América del Norte.

¿Qué riesgo hay para el ecosistema de la región?

De acuerdo con Murray, la aparición de esta nueva especie en América del Norte puede provocar “cambios para siempre” en los ecosistemas locales. “Tenemos que enseñar a la gente a reconocer e identificar a este avispón mientras las poblaciones son pequeñas, para que podamos erradicarlo mientras todavía tenemos oportunidad”, precisó.

A su vez, el entomólogo del Departamento de Agricultura del estado de Washington, Chris Looney, destacó que “nuestro enfoque se centra en la detección y erradicación”.

Sigan temiendo.