El exjefe paramilitar, Salvatore Mancuso, fue pedido en extradición formalmente por las autoridades colombianas a través de vía diplomática y muchos especulan que podría declarar en contra de Alvaro Uribe por sus presuntos nexos con las fuerzas irregulares.

La Fiscalía General de la Nación y el Ministerio de Justicia colombianos aseguraron que esta solicitud se hizo el pasado 15 de abril al Gobierno de Estados Unidos.

Asimismo, en el comunicado indicaron que las autoridades judiciales de Justicia y Paz fueron las que elevaron la respectiva solicitud.

Las dos entidades estarían trabajando en conjunto, según añadieron, para que el ‘expara’ responda ante la jurisdicción colombiana “con el fin de garantizar la verdad, reparación y no repetición” para las víctimas de sus delitos.

Desde el año pasado se esperaba el regreso de Salvatore para el 27 de marzo del 2020, pero se pospuso por la emergencia mundial. Es más, en enero de este año el Departamento de Justicia de Estados Unidos le comunicó a la Fiscalía que su regreso era inminente.

La jueza Luz Marina Zamora, de Justicia y Paz, avaló en noviembre del 2019 su libertad condicional, ya que el ‘expara’ había cumplido con los requisitos para este beneficio por haber estado en prisión por un tiempo superior a 8 años.

Mancuso llegó ese país en 2008 cuando fue extraditado durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez. La justicia norteamericana lo condenó a 15 años de prisión por narc*tráfico; no obstante, ha colaborado en algunos temas con la justicia colombiana.

El exjefe de las Autodefensas Unidas de Colombia también quiso presentarse ante la Justicia Especial para la Paz con el argumento de que aportaría para conocer la verdad del conflicto y la reparación de las víctimas. De igual manera, precisó que hablaría en ese tribunal sobre Álvaro Uribe, Iván Cepeda, Santiago Uribe, Piedad Córdoba, entre otros.