Las cosas no pintan bien para oriente medio. A menos que seas israelita. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, presentó su nuevo gobierno de unidad entre el derechsita Likud y la coalición de centro Azul y Blanco, el 35º desde la fundación del Estado hebreo. Después  de haber celebrado tres elecciones en año y medio, el Ejecutivo nace con el apoyo del principal líder opositor y exjefe del Ejército, Benny Gantz y con la promesa de anexionar para Israel partes de Cisjordania.

Netanyahu ha defendido un “liderazgo fuerte” para Israel frente a la pandemia del coronavirus y la crisis económica provocada por la misma.  “La gente quiere un gobierno de unidad y eso es lo que tendrán”, ha proclamado el dirigente durante la sesión de investidura celebrada en la Knesset o Parlamento israelí. La lucha contra el coronavirus “no terminará hasta que haya una vacuna”, ha advertido Netanyahu

El líder del derechista partido Likud ha apuntado ya el que será el próximo escollo para el Gobierno, la aprobación de los presupuestos. Así, ha defendido un presupuesto de “esperanza” que pueda ayudar al tejido económico a recuperarse de las consecuencias económicas de la epidemia, que ha causado 1,2 millones de parados en el país. Según datos oficiales, los contagiados por el virus en Israel son 16.500 personnes, incluidos los 268 fallecidos.

Espíritu de colaboración 

Además Netanyahu ha apelado al espíritu de colaboración entre él y Gantz demostrado ya en el 2014 durante la ofensiva sobre la Franja de Gaza. Netanyahu era entonces primer ministro y Gantz era el jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas. “Hemos elegido servir juntos al pueblo”, ha recalcado. Gantz ocupará el cargo de viceprimer ministro y ministro de Defensa hasta que se produzca el relevo en la jefatura del Ejecutivo, de aquí a 18 meses.

El Gobierno iba a tomar posesión el pasado jueves, pero las diferencias internas por el reparto de carteras en el Likud, el partido de Netanyahu, retrasaron la ceremonia hasta este domingo. El nuevo gabinete israelí contará con 34 ministros y será así el más numeroso de la historia del país.

Según el acuerdo de coalición, ‘Bibi’, como se conoce popularmente en Israel a Netanyahu,  ocupará el cargo durante los primeros 18 meses de mandato, tras lo que cederá el cargo a Gantz. Netanyahu ha revelado además la fecha concreta del cambio de turno de primer ministro con Gantz: el 17 de noviembre de 2021.

Protestas en el Parlamento

El dirigiente ha insistido en su intención de anexionarse sectores de Cisjordania, territorio palestino ocupado desde 1967. “Esta es la verdad. En estos territorios es donde el pueblo judío nació y se desarrolló”, ha dicho el mandatarió israelí. “Ha llegado el momento de extender la ley israelí a los asentamientos y de iniciar un nuevo capítulo glorioso en la historia del sionismo“, ha afirmado.  “Este paso no nos alejará de la paz. Nos acercará a ella. La verdad es que los cientos de miles de colonos de Judea y Samaria (Cisjordania) siempre estarán presentes en cualquier acuerdo futuro y todo el mundo lo sabe”, ha remachado.

El diputado de la Lista Conjunta árabe-israelí Yusef Yabarín ha advertido a gritos que “no habrá paz con ocupación y ‘apartheid'”. Yabarín ha sido expulsado del pleno tras recibir tres avisos. Durante la sesión los diputados de la oposición han interrumpido varias veces a Netanyahu con gritos como “¡Soborno!” o “¡Fraude!”, en referencia a los cargos de corrupción de los que está acusado Netanyahu en los tribunales. “Hay miembros de la Knesset que tienen la ilusión de que enfrentarse a mi les dará réditos en el futuro. Desde mi propia experiencia les puedo decir que eso no funciona”, ha respondido Netanyahu.

La semana que viene hay convocadas sesiones de estos juicios. El Tribunal Supremo falló la semana pasada que la imputación no incapacita a Netanyahu para formar Gobierno, aunque el proceso podría provocar la caída del Ejecutivo si ‘Bibi es condenado.

Compromiso electoral

Netanyahu tenía de plazo hasta el 21 de mayo para formar Gobierno y evitar las que serían las cuartas elecciones legislativas en poco más de un año. El pacto fue alcanzado después de que Gantz rompiera por sorpresa su compromiso electoral de no negociar con Netanyahu, fracturando Azul y Blanco.

El lider derechista es al dirigente que ha permanecido más tiempo al frente del Gobierno en la historia del pais. La primera vez que alcanzó la jefatura del Gobierno fue en 1996. Después, desde el 2009 ha estado al frente del Ejecutivco durante tres legislaturas seguidas.