AT&T Inc. anunció que ha cerrado sus operaciones de DIRECTV Latinoamérica en Venezuela, con efecto inmediato sin ninguna participación o conocimiento previo de los ejecutivos en el país debido a las sanciones impuestas por los Estados Unidos.

Las sanciones del gobierno de Estados Unidos al régimen de Nicolás Maduro prohibieron la transmisión de los canales de Globovisión y Pdvsa, los cuales están bajo la licencia de DIRECTV para proporcionar el servicio de televisión de pago en Venezuela. Debido a que es imposible para la unidad de DIRECTV de AT&T cumplir con los requisitos legales de ambos países, AT&T se vio obligado a cerrar sus operaciones de TV paga en Venezuela.

Luego de emitido el comunicado, paulatinamente las señales de cada uno de los canales que integran la parrilla de la cableoperadora dejaron de transmitir, iniciando por los canales nacionales.

Al ingresar al portal web de DirectTV, también aparece el acceso denegado:

La decisión tomó por sorpresa a la empresa en Venezuela, quienes habían enviado un comunicado a los suscriptores en la madrugada garantizando la señal en todos los hogares y que su centro de transmisiones continuaba activo las 24 horas del día.

Opina que es gratis