Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, es uno de los funcionarios de confianza del poderoso ministro Tareck El Aissami por el que el Departamento de Estado de EE. UU. ha ofrecido este lunes una recompensa de cinco millones de dólares para dar con su paradero.

Ramírez Camacho ha desempeñado cargos de relevancia durante las gestiones del ahora ministro de Nicolás Maduro para el Petróleo. EE. UU. lo acusa de tener vínculos políticos y profundos con personas presuntamente ligadas al narcotráfico.

«A través del programa de recompensas, se ofrecen hasta $ 5 millones por información que conduzca al arresto o condena de Joselit de la Trinidad Ramírez Camacho, un funcionario del gobierno venezolano acusado de tener vínculos políticos, sociales y económicos profundos con múltiples presuntos narcotraficantes, incluido Tareck EI Aissami«, dice el comunicado de EE. UU . 

El funcionario fue designado presidente de la Superintendencia Nacional de Criptoactivos y Actividades Conexas (Sunacrip), el 19 de junio de 2018, según la Gaceta Oficial NRO. 41 422. En ese mismo año fue nombrado presidente de la Fundación Patria.

Otros de los cargos que ha ocupado Ramírez Camacho han sido el de secretario del Despacho y director de la Oficina de Atención al Ciudadano de la Gobernación de Aragua, director general de la Vicepresidencia de la República, presidente de la Federación Venezolana de Criminólogos (Fevecrim) y en junio de 2018 ocupó la dirección del Despacho del Ministerio de Industrias y Producción Nacional, según la Gaceta Oficial Nro. 41.428.

Maduro tiene precio

El pasado 26 de marzo, el Departamento de Justicia estadounidense señaló a Nicolás Maduro y a más de una decena de sus funcionarios de estar vinculados a presuntos delitos de narcotráfico, lavado de dinero y terrorismo. Ramírez Camacho ahora forma parte de la lista de funcionarios.

Opina que es gratis