En las últimas 48 horas han ciruclado por internet un par de fotos de un rubio al que le pintan la piel para parecer bronceado tal y como hace Donald Trump. El sujeto está desnudo y recibe el tinte con spray en lo que se ha dicho es la oficina Oval de La Casa Blanca.

Pues no.

Quienes la comparten aseguran que se trata de una imagen que ha filtrado Anonymous, el famoso grupo de hackers presentes en casi todo el mundo que realiza ataques contra Gobiernos, instituciones, empresas o medios de comunicación.

Pero no. El que sale en la foto no es Trump, sino un modelo que ha sido maquillado a conciencia para parecerse a él. Se trata en realidad de una obra artística creada por la británica Alison Jackson en 2016, justo antes de que el magnate ganase las elecciones de Estados Unidos.

Y no es la única obra que la artista tiene sobre Trump. Esta otra tampoco tiene desperdicio:

La artista suele aprovechar su cuenta de Instagram para hacer llamamientos para procesos de selección con el fin de encontrar a personas con cierto parecido físico con políticos como Joe Biden , el propio Trump o Boris Johnson.

Y es que Trump le ha dado mucho juego:

 

La imagen del falso Trump, que se vincula erróneamente a Anonymus, coincide con el regreso de este grupo a la actualidad, dado que se han movilizado tras la muerte a manos de un Policía de George Floyd, que ha provocado los disturbios más graves desde el asesinato de Martin Luther King.

Un vídeo difundido en las redes sociales del colectivo de hackers en reacción al crimen ha devuelto al primer plano un nombre rodeado de misterio desde su nacimiento a principios del siglo XXI y sus primeras acciones de calado en 2008. Pero no. No tienen nada que ver con la foto del falso Trump desnudo.