El drama humanitario de Venezuela alcanzó al deporte hípico tras conocerse que han hallado muerto y descuartizado al purasangre venezolano Ocean Bay. Sus presuntos secuestradores robaron el caballo 24 horas antes, no pidieron rescate alguno y acabaron con la vida de este gran campeón con el fin de obtener comida para sobrevivir.

La carestía del pueblo venezolano se atribuye al atroz desenlace de Ocean Bay, unos de los purasangres más admirados por los aficionados hípicos. Bien para subsistir o para traficar, sus presuntos captores se hicieron con el animal para intentar lograr alimento, probablemente sin considerar que su galope se cotizaba más que su carne, pues este potro había conseguido en su carrera ocho victorias, entre ellas las dos pruebas más importantes de la Triple Corona de su país en 2016.

Los presuntos secuestradores aprovecharon la noche para asaltar el hogar de la estrella sudamericana, el Haras Alegría, en el estado Carabobo. Sorteando la escasa seguridad del centro, se llevaron a Ocean Bay y a la yegua Alquila, una madre de futuros cracks, que también apareció descuartizada junto a los restos del gran campeón.

La trágica noticia se ha conocido a través de la red social de su entrenadorRamón García Mosquera, quien escribió en su cuenta de twitter el fatídico desenlace de su estrella: “Qué desgracia. Definitivamente ya aparecieron los restos del campeón Ocean Bay, qué impotencia Dios mío”. Un tuit que ha tenido rápida respuesta con numerosas muestras de rabia y dolor de todo el sector hípico venezolano, muy considerado fuera de sus fronteras, tanto por el pedigrí de sus ejemplares como por el nivel de sus jinetes, tan famosos en Estados Unidos como son Javier José Castellano o Emisael Jaramillo.

Los medios de comunicación venezolanos han asociado el asesinato de Ocean Bay a las descuartizamientos de otros caballos en la Universidad de Veterinaria de Maracaibo que se están produciendo desde el pasado mes de abril. Muertes que se han querido relacionar con el tráfico de carne y que ahora, desgraciadamente, puede sumar una prueba más en estos escalofriantes casos.