Cuando Chile se encuentra en cuarentena y las protestas sociales que mantuvieron al país en vilo por cinco meses parecen cosa del pasado, sectores de la derecha proponen que se elimine el plebiscito constitucional fijado para el 25 de octubre.

El fundador del oficialista partido de la UDI y exministro Pablo Longueira, luego de un largo silencio por su situación judicial, dijo que realizar un plebiscito es una “irresponsabilidad”.

“La base de ese acuerdo debe ser eliminar el plebiscito de entrada; está absolutamente de más. Gastar una fortuna en el plebiscito -con la necesidad de recursos que tendremos que destinar para enfrentar la cesantía y otros gastos urgentes fruto de la pandemia- a estas alturas es una irresponsabilidad”, señaló en entrevista con Revista Capital.

En ese sentido, el exsenador planteó pasar directamente a la elección de los asambleístas, aunque con una precisión: que estos no sean elegidos por distritos sino nacionalmente, cuestión que el acuerdo del 15 de noviembre contempla justamente de manera contraria.

“Si están las condiciones sanitarias, hay que cumplir el cronograma constitucional. De no hacerse el plebiscito, una de las alternativas obviamente es la que plantea Pablo Longueira”, agregó, en tanto, el presidente de sus socios de gobierno RN, Mario Desbordes.

“Siempre hemos dicho que todo esto es innecesario, sin embargo, hay un acuerdo firmado. Esto conlleva un gasto gigantesco que se aumenta al triple si pensamos en el proceso constituyente completo, pero me parece que no es el minuto de discutirlo”, sostuvo al respecto la presidenta de la UDI, Jacqueline van Rysselberghe, quien sí precisó que “no puede pasar que queramos llegar a una asamblea constituyente sin pasar por un plebiscito; no corresponde”.

El senador de RN Andrés Allamand discrepó de la idea de Longueira. “Yo no estoy de acuerdo con que haya que pasar al tiro a una Convención Constituyente que duplique el trabajo del Congreso, creo que tiene que mantener la opción del Apruebo o el Rechazo”, dijo.

¿Qué hacer si se aplaza el plebiscito?

La idea que planteó Longueira ha sido mencionada en el oficialismo durante los últimos meses. También ha sido señalada por el gerente de Asuntos Públicos de Cadem, Roberto Izikson en una columna de opinión.

Esto, pues el eventual aplazamiento de un plebiscito constitucional complicaría el calendario electoral que en 2021 contempla la elección de alcaldes, concejales, gobernadores, cores, parlamentarios y asambleístas en caso de triunfar el Apruebo en la consulta.

En ese contexto, otros en Chile Vamos han sugerido la posibilidad de que se elija un Congreso Constituyente, aprovechando que en noviembre de 2021 el Parlamento se debe renovar. Eso, han argumentado, puede solucionar evitar gastos “excesivos” en medio de la pandemia, como han planteado algunos críticos.

“Si se debe postergar el plebiscito lo razonable es que un futuro Congreso, el actual o el que venga, tenga las facultades constituyentes para redactar una nueva Constitución”, dijo al respecto, este miércoles, el senador Allamand.

Esa posición del senador RN es contrapuesta a la del timonel del partido oficialista: “Respecto de otorgarle al próximo Congreso facultades constituyentes, yo me quedo con el acuerdo del 14 de noviembre, y creo que hay que respetarlo y cumplirlo en todas sus partes”.

Con todo, los presidentes de RN y la UDI hicieron un llamado a no adelantar el debate, luego de la inquietud planteada por los diputados RN Paulina Núñez y Diego Schalper y el UDI Juan Antonio Coloma en T13.CL en cuánto a si es viable un plebiscito en el marco del proceso constituyente en medio de un Estado de Catástrofe, en vísperas justamente de que se defina su extensión por otros tres meses, decisión que debe adoptar el Presidente Piñera la próxima semana.

Ante ese escenario, los timoneles de RN y la UDI coincidieron en que el Estado de Excepción se puede levantar o en este, incluso, se pueden adoptar medidas más flexibles.

“El Estado de Excepción no impide que se haga la primera parte de la campaña, el primer mes que es la campaña en medios; la de la calle empieza el 26 de septiembre. Yo no veo ninguna razón para que con ese argumento se piense en aplazar el plebiscito. La única razón para no hacer el plebiscito, aplazarlo o modificar las fechas, es sanitaria y eso lo vamos a saber a finales de julio. Hoy es demasiado prematuro. Ha quedado demostrado estos dos meses que hacer proyecciones con esa distancia no tiene mucho sustento”, comentó Desbordes a canal 13.

Por su parte, la presidenta de la UDI, Van Rysselberghe dijo: “Hoy lejos lo más importante y lo prioritario es controlar la emergencia sanitaria, que estamos lejos de controlarla. Desde esa perspectiva, hay que prolongar el Estado de Excepción, porque viene entrando a cuarentena Viña y Valparaíso, y en algún minuto va a entrar la Región del Biobío, porque no somos inmunes. Ahora, el Estado de Excepción también se puede levantar, por lo tanto, creo que al final el sentido común se impone; generar una discusión política anticipada me parece que es inoficioso”.