¿Tienes un par de horas libres y una buena conexión de internet? ¿Por qué no ver una película? Sabemos bien que en los últimos años se han consolidado servicios de renta, streaming y compra en línea, pero por fortuna en internet todavía no se extingue ese hábito loable de compartir contenido desinteresadamente.

Así, en YouTube todavía es posible encontrar varias películas que están ahí a disposición de cualquiera. Esta vez, pensando que casi cualquier oportunidad es buena para dedicarla a un buen filme, nos dedicamos a explorar un poco para ofrecer a nuestros lectores una selección con varias opciones de ocio, entretenimiento, reflexión y todo aquello que brinda el cine.

Sin más, aquí los videos.

El sabor de las cerezas, Abbas Kiarostami (1997)

Un ejemplo perfecto del cine hecho para contemplar. Una celebración de la vida encontrada en el punto menos esperado del planeta.

J’ai tué ma mère, Xavier Dolan (2009)

Xavier Dolan es el enfant terrible del cine de autor de nuestra época. Su película más reciente, Mommy (2014), compartió el Premio del Jurado de Cannes nada menos que con Adiós al lenguaje, de Jean-Luc Godard. Es joven y parece dispuesto a ganarlo todo, a hacer una película tras otra y ver cómo los premios van acumulándose en su carrera.

Das Schloß (El castillo), Michael Haneke (1997)

Kafka + Haneke. Una combinación para manejarse con cuidado.

Él, Luis Buñuel (1952)

Un corrosivo cuestionamiento del modo de ser burgués como sólo Buñuel sabía hacerlo.

Y, por supuesto, Los olvidados (1950)

Y, siguiendo con Buñuel, Él ángel exterminador (1962):

Heya (La habitación), Sion Sono (2002)

Sion Sono es el maestro del terror japonés contemporáneo. Aquí monta un thriller psicológico que tiene como protagonista a un asesino.

Invasión, Hugo Santiago Muchnick (1969) 

Borges y Bioy Casares escribieron varias cosas juntos, por ejemplo, esta película distópica que traslada la Ilíada al lenguaje de la ciencia ficción y las técnicas de la nouvelle vague.

Mishima: A Life in Four Chapters, Paul Schrader (1985)

Un ejercicio experimental que combina la vida y la obra narrativa del japonés Yukio Mishima, uno de los escritores japoneses más polémicos del siglo XX. El soundtrack es de Philip Glass.

Medea, Lars Von Trier (1988)

Una de las primeras cintas de Lars von Trier, quizá el director de cine más polémico de nuestra época. En este caso, la pieza es una adaptación fílmica pensada para la televisión de Medea, la tragedia de Eurípides adaptada a su vez por Carl Theodor Dreyer.

Dancer in the Dark, Lars von Trier (2010) 

Una interpretación cruel y descarnada del género musical protagonizada por Björk.

Rabid, David Cronenberg (1977)

Una joven desarrolla sed de sangre humana luego de ser sometida a una cirugía plástica experimental, y sus víctimas se convierten en seres rabiosos que propagan la infección.

  

M. Butterfly, David Cronenberg (1993)

Una relación homosexual en tiempos de prohibición. Una adaptación fílmica de una obra de teatro de David Henry Hwang.

  

Animal Farm, Joy Batchelor y John Halas (1954)

Los dibujos animados fueron la mejor forma de adaptar al cine la estimulante novela de George Orwell, este drama que se sirve de la metáfora para explorar el destino de las utopías políticas.

Te doy mi alma, Roberto Faenza (2004)

Una película de corte biográfico en torno a Carl Jung, el “médico de almas” , y su estudiante, paciente y eventualmente compañera de vida Sabina Spielrein.


Vía Pijama Surf

Opina que es gratis