El nuevo ministro de Salud de Chile, Enrique Paris, afirmó que próximamente esperan coordinarse con las empresas telefónicas para hacer un monitoreo anónimo de las personas para verificar el cumplimiento de cuarentenas.

Este espionaje, que se realizaría en conjunto con el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones, permitiría seguir el movimiento de los teléfonos celulares.

La medida tiene como fin evaluar las acciones que ha tomado el Gobierno, especialmente en la región Metropolitana de Santiago, la cual no ha disminuido el desplazamiento pese a estar en cuarentena hace más de un mes.

Durante el balance diario, Paris fue consultado acerca de la fragilidad entre el análisis de los datos y la privacidad de las personas.

En ese sentido, señaló que “de ninguna manera vamos a incidir o preocuparnos de no respetar la privacidad, este no es un seguimiento persona a persona, es un seguimiento masivo del movimiento de los celulares que nos permite evaluar el resultado de nuestras medidas”.

Lo anterior también fue complementado por el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad del Desarrollo (UDD), Fernando Rojas, quien afirmó que “estos son seguimientos totalmente anónimos, el seguimiento de las medidas es muy importante para evaluar cómo está funcionando en cada región y cada comuna”.

“Creemos que es importante todas las medidas que ayuden a que las personas reduzcamos nuestra movilidad como una herramienta esencial en el control de la pandemia, donde no hay ningún riesgo de invasión a la privacidad porque esto es completamente anónimo”, recalcó.

Por ello, enfatizó en que el seguimiento tiene como fin endurecer las restricciones y así alcanzar una reducción del 50% en la movilidad, no sólo de las comunas de la región Metropolitana, sino también para el resto del país.