Mia Khalifa tenía 21 años cuando comenzó a actuar en producciones para adultos. Con tan sólo tres meses en la industria de la pornografía, su popularidad y éxito ascendió rápidamente; sin embargo, la famosa decidió renunciar a ello, luego de la violencia, las humillaciones y maltratos que vivió mientras trabajaba como actriz porno, dejando en claro todas las injusticias que debió enfrentar.

Actualmente, Khalifa, de origen libanés, es una empresaria, comentarista de deportes e influencer, pero sobre todo destaca su trabajo como activista contra la industria del porno. La famosa, de 27 años, busca concientizar a la sociedad sobre la violencia que sufren las mujeres en el medio y lucha por desnormalizar el consumo del contenido pornográfico en todo el mundo. 

Mia Khalifa y su terrible experiencia en la industria del porno 

La ahora comentarista deportiva saltó a la fama en la industria del entretenimiento en octubre del 2004. Después de dos meses de su debut, Khalifa se convirtió en la actriz más buscada del sitio web Pornhub. Su fama aumentó tras la publicación de un video de contenido sexual en el que aparece portando un hiyab, motivo por el que recibió numerosas amenazas. 


En una entrevista para el programa Hard Talk de la BBC, Mia Khalifa habló de la presión social de la que fue víctima y cómo fue que comenzó a participar en las producciones para adultos.

“No fue “Oye, ¿quieres meterte al porno?”. Fue más un “Eres hermosa, ¿te gustaría modelar un poco? Sabes, tienes un gran cuerpo y creo que serías genial para modelar”. Cosas así. Y después de que llegué al estudio, era un lugar muy respetable, un lugar magnífico en Miami, en Doral, Florida. Estaba limpio. Todos los que trabajaban allí eran amables. Todos sus cubículos estaban decorados con fotos familiares. Como si no fuera nada dudoso o algo que me hiciera sentir incómoda“, contó.

Asimismo, Mia Khalifa aseguró que tras convertirse en la estrella número uno del porno nunca recibió regalías ni compensación económica por los ingresos monetarios que dejaban sus videos.

“La razón por la que pensé que estaba bien que hiciera porno era porque pensé que nadie lo descubriría. Hay millones de chicas que se graban a sí mismas teniendo sexo y hacen cosas así, y nadie sabe sus nombres. Nadie sabe quiénes son (…) Quería hacerlo como mi pequeño y sucio secreto, pero me explotó en la cara”, comentó Khalifa a la BBC.

¿Qué pasó tras renunciar a la industria del porno?

Durante 2018, en su cuenta de Instagram un mensaje en el que revela que entrar a la industria pornográfica fue uno de los mayores errores que ha hecho y se arrepiente.

“No hay nada que reconsiderar. Un error que hice cuando tenía 21 años casi arruina mi vida y afortunadamente he podido levantar las piezas y avanzar. No cometo los mismos errores dos veces”, escribió.


Hace unos días, Khalifa mencionó que una de las razones por las que no contó inmediatamente su historia fue porque las personas a su alrededor le hicieron creer que no tenía voz, además temía que sus declaraciones fueran ridiculizadas.

“Nunca he hablado de esto porque me hicieron sentir como si no pudiera contar mi historia sin ser ridiculizada por el público en general. Ahora, me siento segura y también siento la necesidad de descargar algunas cosas que me han perseguido durante mi breve período en la industria”, escribió en Twitter.

¿Siguen lucrando con su imagen?

 

 

Mia Khalifa declaró que sólo recibió 12 mil dólares por los derechos de sus videos; sin embargo, la comentarista deportiva aseguró que Pornhub continúa lucrando con su imagen, pues su contenido supera las 800 millones de visitas. a trabajar como actriz porno por las humillaciones, injusticias y comportamientos violentos de los que fue víctima. 

La petición para retirar sus videos

Luego de hablar sobre su horrible experiencia, el mal pago y lo poco que vale la pena adentrarse en la industria para las mujeres, Mia Khalifa buscó por vías legales que Pornhub retirara sus videos de la plataforma, sin un resultado positivo. Aunque, recientemente lanzó una petición para que su contenido sea eliminado.

 

Khalifa declaró que sólo recibió 12 mil dólares por los derechos de sus videos; sin embargo, la comentarista deportiva aseguró que Pornhub continúa lucrando
https://www.milenio.com/estilo/mia-khalifa-su-historia-y-lucha-contra-la-industria-del-porno

Mia Khalifa tenía 21 años cuando comenzó a actuar en producciones para adultos. Con tan sólo tres meses en la industria de la pornografía, su popularidad y éxito ascendió rápidamente; sin embargo, la famosa decidió renunciar a ello, luego de la violencia, las humillaciones y maltratos que vivió mientras trabajaba como actriz porno, dejando en claro todas las injusticias que debió enfrentar.

Actualmente, Khalifa, de origen libanés, es una empresaria, comentarista de deportes e influencer, pero sobre todo destaca su trabajo como activista contra la industria del porno. La famosa, de 27 años, busca concientizar a la sociedad sobre la violencia que sufren las mujeres en el medio y lucha por desnormalizar el consumo del contenido pornográfico en todo el mundo.

Te recomendamos: Con mensaje contra los esterotipos, Mia Khalifa muestra cambio de look
Mia Khalifa y su terrible experiencia en la industria del porno
La ahora comentarista deportiva saltó a la fama en la industria del entretenimiento en octubre del 2004. Después de dos meses de su debut, Khalifa se convirtió en la actriz más buscada del sitio web Pornhub. Su fama aumentó tras la publicación de un video de contenido sexual en el que aparece portando un hiyab, motivo por el que recibió numerosas amenazas.

En una entrevista para el programa Hard Talk de la BBC, Mia Khalifa habló de la presión social de la que fue víctima y cómo fue que comenzó a participar en las producciones para adultos.

“No fue “Oye, ¿quieres meterte al porno?”. Fue más un “Eres hermosa, ¿te gustaría modelar un poco? Sabes, tienes un gran cuerpo y creo que serías genial para modelar”. Cosas así. Y después de que llegué al estudio, era un lugar muy respetable, un lugar magnífico en Miami, en Doral, Florida. Estaba limpio. Todos los que trabajaban allí eran amables. Todos sus cubículos estaban decorados con fotos familiares. Como si no fuera nada dudoso o algo que me hiciera sentir incómoda”, contó.
Asimismo, Mia Khalifa aseguró que tras convertirse en la estrella número uno del porno nunca recibió regalías ni compensación económica por los ingresos monetarios que dejaban sus videos.

“La razón por la que pensé que estaba bien que hiciera porno era porque pensé que nadie lo descubriría. Hay millones de chicas que se graban a sí mismas teniendo sexo y hacen cosas así, y nadie sabe sus nombres. Nadie sabe quiénes son (…) Quería hacerlo como mi pequeño y sucio secreto, pero me explotó en la cara”, comentó Khalifa a la BBC.

¿Qué pasó tras renunciar a la industria del porno?
Durante 2018, en su cuenta de Instagram un mensaje en el que revela que entrar a la industria pornográfica fue uno de los mayores errores que ha hecho y se arrepiente.

“No hay nada que reconsiderar. Un error que hice cuando tenía 21 años casi arruina mi vida y afortunadamente he podido levantar las piezas y avanzar. No cometo los mismos errores dos veces”, escribió.

Hace unos días, Khalifa mencionó que una de las razones por las que no contó inmediatamente su historia fue porque las personas a su alrededor le hicieron creer que no tenía voz, además temía que sus declaraciones fueran ridiculizadas.

“Nunca he hablado de esto porque me hicieron sentir como si no pudiera contar mi historia sin ser ridiculizada por el público en general. Ahora, me siento segura y también siento la necesidad de descargar algunas cosas que me han perseguido durante mi breve período en la industria”, escribió en Twitter.

¿Siguen lucrando con su imagen?

Mia Khalifa declaró que sólo recibió 12 mil dólares por los derechos de sus videos; sin embargo, la comentarista deportiva aseguró que Pornhub continúa lucrando con su imagen, pues su contenido supera las 800 millones de visitas. a trabajar como actriz porno por las humillaciones, injusticias y comportamientos violentos de los que fue víctima.

La petición para retirar sus videos
Luego de hablar sobre su horrible experiencia, el mal pago y lo poco que vale la pena adentrarse en la industria para las mujeres, Mia Khalifa buscó por vías legales que Pornhub retirara sus videos de la plataforma, sin un resultado positivo. Aunque, recientemente lanzó una petición para que su contenido sea eliminado.

https://www.milenio.com/estilo/mia-khalifa-su-historia-y-lucha-contra-la-industria-del-porno

Opina que es gratis