El presidente chileno, Sebastián Piñera, anunció un plan de ayuda para los trabajadores de clase media afectados por la crisis del coronavirus, que incluye un bono de 500.000 pesos (635 dólares) en medio de una semana clave por la discusión del retiro del 10% desde los fondos de pensiones en la Cámara de Diputados, 

“Anunciamos hoy el Plan Fortalecido de la Clase Media, que incorpora un bono no reembolsable de 500.000 pesos a todos los trabajadores de clase media que, antes de la pandemia, tenían ingresos formales entre 500.000 y 1.500.000 pesos [1.902 dólares] mensuales, y que hayan sufrido significativas caídas debido a la crisis”, anunció el mandatario en conferencia de prensa desde la sede de Gobierno, el palacio de La Moneda.

El proyecto incluye también otras medidas, como la postergación de las dividendos de las viviendas, un subsidio de arriendo de domicilio, postergación de los impuestos a la vivienda y un préstamo estatal que compensa a gran parte de los trabajadores que vieron caer sus ingresos desde el comienzo de la crisis.

Además, de ser aprobado, esta iniciativa postergará tres meses el pago de las cuotas de los créditos con aval del estado que utilizan los estudiantes para pagar las universidades.

Chile ha registrado un total de 319.494 personas contagiadas de coronavirus desde el 3 de marzo hasta la fecha, y de ellas, 7.069 personas han fallecido.