Lo que todos conocemos comomuna estafa piramidal tiene su origen en la “genial” idea de un estafador italiano, Carlo Ponzi y se conocer como el Esquema Ponzi. Es básicamente una operación fraudulenta de inversión que implica abonar a los inversores actuales los intereses obtenidos del dinero de nuevos inversores (y no de la generación de ganancias genuinas). ¿Alguien pensó en Herbalife o cualquier sistema de “referidos”?

Es un sistema piramidal, en el cual la única manera de repartir beneficios requiere que los participantes recomienden y capten (refieran) a más clientes con el objetivo de que los nuevos participantes produzcan beneficios a los participantes primarios.​

Este sistema no invierte en instrumentos financieros ni de otro tipo, sólo redistribuye el dinero de unos inversionistas hacia otros, por lo que el sistema funciona solamente si crece continuamente la cantidad de inversores en la pirámide; una vez que deja de entrar gente al “negocio”, el estafador se ve impedido a cumplir su promesa y la pirámide colapsa.

Dicho de otra forma, el Esquema Ponzi es una operación de inversión fraudulenta en la que el operador paga a sus inversionistas el dinero nuevo que pagan los nuevos aportantes, en lugar del beneficio obtenido a través de fuentes legítimas. Por lo general, no hay un producto o servicio real en el que se esté invirtiendo el dinero, sólo la promesa de ganancia futura. Básicamente, el esquema implica que los nuevos miembros de un esquema Ponzi financian los pagos para los miembros antiguos. Esto continúa hasta que no se incorporen más miembros nuevos, el dinero se agote y la operación se cierre, dejando a mucha gente sorprendida porque no recuperaron su dinero (estafados).

Para dar un breve ejemplo: digamos que usted (el inversionista) le paga al operador $ 1000, y éste promete devolverle $ 100 / mes durante los próximos 12 meses (lo que significa que obtendrá más de lo que invirtió). Puede estar pensando “¿cómo tendrá suficiente para pagarme después de 10 meses?”. Una opción puede ser que estén invirtiendo este dinero legítimamente en algún tipo de operación rentable, como por ejemplo la construcción de un conjunto residencial que incluya áreas de recreación y comerciales, en este caso, el dinero que usted y otros miembros pagaron cuando se unió al proyecto se usa como una especie de campaña de financiamiento colectivo. Otra opción podría ser que estén recibiendo el dinero de las nuevas personas que se unen para financiar a los miembros antiguos como usted. Aquí es donde entran las referencias. Imagínese al operador diciendo: “si trae a alguien más a este proyecto, le pagaré una comisión adicional solo por traerlos”. Así que ahora le pides a alguien más que pague $ 1000 dólares al operador para que obtengas una comisión de $ 100, y más dinero entrará en el sistema para pagar a los miembros actuales. Por supuesto, los nuevos miembros están motivados para atraer a más miembros al proyecto. ¿Por qué es tan importante que todos traigan referencias?, Porque en la mayoría de los casos esa es la fuente de ingresos más consistente para este esquema se sostenga por un tiempo. E incluso si el dinero se invierte en alguna operación legítima, no es lo suficientemente consistente como para cubrir los pagos para todos los miembros. Por lo general, los miembros que se unen a este tipo de operaciones esperan un retorno positivo consistente o se irán. El operador lo sabe y es por eso que intenta cumplir esta solicitud imposible de generar grandes ingresos cada mes sin ningún riesgo a través de otras fuentes (es decir, nuevos miembros que se incorporan). Otra forma de hacer que el esquema Ponzi sobreviva y no se quede sin dinero, es hacer que los inversionistas vuelvan a invertir su dinero en la operación en lugar de retirarlo. De esta manera, los miembros piensan que poseen el dinero porque ven el saldo de su cuenta, pero en realidad no hay forma de que puedan retirar ese dinero a su propia cuenta bancaria. El proceso de reinversión se utiliza para mantener a los inversores en el juego y retrasar el “punto de falla” del esquema Ponzi.

Para concluir, los esquemas Ponzi generalmente sobreviven en el hecho de que: Los nuevos miembros se agregan en la línea (y están obligados a pagar una cuota de membresía, por supuesto). Los miembros antiguos vuelven a invertir sus ganancias en el plan para aumentar sus ingresos (en papel).

Así comenzó

Aunque varios sistemas similares ya existieron anteriormente, el nombre de este plan procede del estafador italiano Carlo Ponzi y de la estafa que realizó en los años 1920, que alcanzó mayor repercusión que otras estafas parecidas del pasado.

Carlo Ponzi era un emigrante italiano que llegó a Estados Unidos alrededor de la década de 1920. De muy bajos recursos como la mayor parte de inmigrantes que llegaban a dicho país, al poco tiempo “descubrió”, gracias a un correo que recibió de Italia, que los cupones de respuesta internacional de correos se podían vender en Estados Unidos más caros que en el extranjero, por lo que el tipo de cambio terminaría por producir ganancias. Así que se esparció el rumor, muchos decidieron no quedarse fuera del negocio y apoyaron a Ponzi con capital.

Pero aunque Ponzi estuviera recogiendo abrumadoras sumas de dinero y la gente hiciera colas para confiarle sus ahorros, en realidad Carlo Ponzi no estaba comprando los cupones; estaba pagando beneficios de hasta el 100 % en tres meses utilizando el capital de los sucesivos nuevos inversionistas.

Ponzi convenció a amigos y a sus asociados de que apoyaran su sistema en un principio, ofreciendo un retorno del 50% en una inversión en 45 días. Algunas personas invirtieron y luego obtuvieron lo prometido en el lapso que se había acordado. La noticia se empezó a esparcir, y el promedio de inversiones comenzó a crecer. Ponzi contrató agentes y pagó generosas comisiones por cada dólar que pudieran traer. En febrero de 1920, Ponzi obtuvo unos USD$ 5.000, equivalentes a USD$ 65.000 actuales (2020).

En marzo ya tenía unos USD $30.000. La histeria masiva se estaba construyendo y Ponzi comenzó a expandirse a Nueva Inglaterra y Nueva Jersey. En su tiempo los que invertían obtenían grandes beneficios, y estos inversores regaban la palabra y motivaban a otros a invertir.

Ya para mayo de 1920 había logrado recaudar unos $ 420.000. Ponzi comenzó a depositar su dinero en el Hanover Trust Bank of Boston (un pequeño banco italo-estadounidense en la calle de Hanover y más que todo al norte de la calle Italiana), en espera de que a lo largo del tiempo se pudiera convertir en el presidente del banco o pudiera imponer sus decisiones sobre este; en realidad logró controlar el banco al comprar sus acciones.

En julio de 1920 ya tenía millones. Muchas personas vendían o hipotecaban sus casas con la esperanza de lograr altos intereses. El día 26 de ese mes gran parte del plan comenzó a hundirse después de que el Boston Post cuestionara las prácticas de la empresa de Ponzi. Finalmente la empresa fue intervenida por el Estado, que detuvo todas las nuevas captaciones de dinero. Muchos de los inversores reclamaron enfurecidos su dinero, momento en el cual Ponzi les devolvió su capital a aquellos que lo solicitaron, lo que causó un aumento considerable en el apoyo popular hacia él: muchos le proponían que se adentrara a la política. El emporio y los sueños de Ponzi crecieron aún más porque hasta planeaba manejar un nuevo tipo de banco, en el cual las ganancias se repartieran por igual entre los accionistas y aquellos que ingresaran dinero en el banco. Hasta planeó reabrir su empresa bajo un nuevo nombre “Charles Ponzi Company”, cuyo principal objetivo era invertir en empresas alrededor del mundo.

Gracias a este esquema, Ponzi comenzó a vivir una vida llena de lujos: compró una mansión con aire acondicionado y un calentador para su piscina, y además trajo a su madre de Italia en primera clase. Muy pronto este inmigrante de bajos recursos obtuvo no solo una gran cantidad de dinero sino que se colmó de los lujos más extravagantes para su esposa y para sí mismo.

En agosto de 1920 los bancos y medios de comunicación declararon a Ponzi en bancarrota. Él mismo confesó más tarde que en 1908 había sido partícipe de una estafa muy similar en Canadá, que ofrecía a los inversores grandes beneficios.

El gobierno federal de los Estados Unidos intervino finalmente a Ponzi y, descubierta su estafa, fue enviado a la cárcel pero tuvo que ser liberado ya que pagó su fianza en dos prisiones distintas y decidió continuar con su sistema, convencido de que lo podía sostener. Muy pronto el sistema cayó y los ahorristas perdieron su dinero. La mayor parte de las personas no obtuvieron los beneficios, muchos de los cuales invirtieron su dinero en la estafa. Ponzi, aunque fue enviado de vuelta a Italia y a pesar de que se descubrió su estafa, fue aclamado por muchos como un benefactor.

Que no te tumben

Los esquemas Ponzi ofrecen a sus inversionistas grandes cantidades de beneficios en un corto período. El sistema puede funcionar entre un corto o largo plazo, todo depende de la cantidad de nuevos inversionistas que se integren al negocio.

El sistema Ponzi comúnmente está condenado al fracaso, ya que el inversor recibe poco o nulo beneficio del dinero dado en inversión.

Las características típicas son:

  • Promesa de altos beneficios a corto plazo
  • Obtención de beneficios financieros que no están bien documentados
  • Dirigido a un público con poco conocimiento financiero
  • Se relaciona con un único promotor o una única empresa
  • La empresa no se encuentra registrada y controlada ante un ente regulador
  • Falta de una auditoría de confianza

Es evidente que el riesgo de inversión en las operaciones que hacen uso de esta práctica es muy alta. El riesgo es cada vez más alto al crecer el número de suscriptores en el sistema, ya que cada vez existen más dificultades para encontrar nuevos seguidores.

En muchos países, esta práctica es un delito, ya que a todos los efectos resulta en un fraude.