En mayo del año pasado, luego del escándalo por compra de votos de la congresista colombiana Aida Merlano y su posterior captura, Soledad Tamayo se posesionó como senadora de la república en su reemplazo. El Partido Conservador reclamó como suya dicha curul.

En ese momento la posesión de Tamayo generó dudas y se abrió un debate sobre si se debía aplicar o no la figura de la silla vacía, como se le conoce cuando la curul debe quedar desocupada.

El entonces presidente del Senado, Ernesto Macías, terminó por recibir el juramento de la nueva senadora, argumentando que el Consejo de Estado había declarado la nulidad de la elección de Merlano, lo cual lo facultaba para posesionarla y no había causal de silla vacía.

Sin embargo, en las últimas horas, la Corte Suprema de Justicia emitió un oficio al nuevo presidente del Senado, Arturo Char, en el que confirma la sentencia dictada en septiembre del año pasado. Además de las sanciones impuestas a Aida Merlano, también advierte que se debe aplicar la figura de silla vacía para la curul del Partido Conservador.

Según los argumentos del tribunal, la lectura que se ha dado al caso ha sido equivocada, pues Merlano no se alcanzó a posesionar y el artículo 134 de la Constitución dice que los escaños solo podrán ser reemplazadas en faltas absolutas. Además, señala que “quien sea condenado por delitos contra los mecanismos de participación democrática no puede ser reemplazado en ningún caso en la dignidad para la cual fue elegido”.

El 29 de mayo pasado, la misma Corte había notificado al entonces presidente del Senado, Lidio García, que Soledad Tamayo no podía reemplazar la curul de Merlano.

El nuevo presidente del Senado, Arturo Char, fue notificado de la decisión por la Corte, por lo que uno de sus primeros retos en el cargo será decidir la suerte de la curul ocupada por Tamayo.

El hecho ha causado polémica, porque, por un lado, la senadora conservadora hizo presencia en el recinto virtual el pasado 20 de julio y participó de la elección de la mesa directiva.

A pesar de que se supone que el voto es secreto, se sabe que toda la bancada azul se inclinó por la postulación de Char como presidente, respetando los acuerdos entre los diferentes partidos.

Por otra parte, Char enfrenta investigaciones preliminares en la Corte Suprema de Justicia, por los mismos hechos relacionados con la compra de votos de la exsenadora Aida Merlano.

La excongresistaen entrevista con Vicky Dávila en SEMANA, dijo que Char participó en la compra de votos y la ayudó en su fuga..

A raíz de estos hechos, el senador barranquillero está citado a una versión libre, el próximo 27 de julio, en la Corte Suprema de Justicia. 

Con todo este panorama, Soledad Tamayo, que ocupa la curul de Aida Merlano desde el año pasado, y que no ha cometido delito alguno, tiene su credencial en un limbo.

Así mismo, los presidentes del Congreso que no aplicaron la silla vacía en este caso podrían ser investigados por la Procuraduría por no acatar la medida de la Corte Suprema. Los senadores Ernesto Macías, Lidio García y Arturo Char podrían ser investigados por el ente de control.

Opina que es gratis