Sebastián Piñera se rindió: el presidente chileno promulgará la reforma constitucional que permite el retiro excepcional de hasta el 10% de los fondos de pensiones, tras su despacho desde el Congreso, desechando de esta manera aplicar un veto y asumiendo que su gobierno prácticamente terminó.

En un comunicado, el Ejecutivo explicó que “la decisión del Presidente de promulgar esta reforma constitucional, obedece a su intención y voluntad -dada la difícil situación económica y social que viven muchas familias y compatriotas- de facilitar y agilizar el retiro de estos fondos de ahorros previsionales por parte de las personas habilitadas”.

Desde La Moneda dejaron en claro que “está firmemente comprometido con avanzar en una profunda reforma previsional que permita cambiar el sistema, con el propósito de mejorar las pensiones de todos los ciudadanos”.

El anuncio de Palacio se suma a lo señalado por senadores de Chile Vamos de no recurrir al Tribunal Constitucional para que sea revisada la iniciativa.

El senador del partido de Piñera, Renovación Nacional (RN), Andrés Allamand, confirmó la decisión, diciendo que “los senadores de Chile Vamos hemos resuelto no concurrir al TC, asumimos que el proyecto de reforma ha sido apoyado por una amplia mayoría en ambas Cámaras”.

“Nuestra preocupación era precisamente dejar establecido que estos proyectos de reforma, deben ser aprobados por el quórum más alto que establece la Constitución”, afirmó.

Asimismo agregó que “ciertamente, corresponde hacer una autocrítica en términos de no haber sido capaces de explicar cuáles son los efectos negativos, particularmente en el tema de las pensiones que va a tener este proyecto”.

 

Opina que es gratis